Portugal 0-1 Francia... Zidane y la muralla francesa, a la Final

Las sorpresas siguen en este Mundial, Italia recurrió a todas sus armas y dejó al local Alemania sin Final, derrotándolo 0-2 con goles fríamente calculados en los dos últimos minutos del segundo...

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio de Dortmund, 4 de Julio de 2006

  • Los dos goles, a dos minutos de los penales

Las sorpresas siguen en este Mundial, Italia recurrió a todas sus armas y dejó al local Alemania sin Final, derrotándolo 0-2 con goles fríamente calculados en los dos últimos minutos del segundo Tiempo Extra en un duelo realmente épico.

Este resultado apagó de golpe la fiesta de la afición alemana que estaba a tope, con plena confianza en su Selección luego del triunfo ante Argentina. El mazazo a los teutones fue seco, contundente, cruel e inesperado, dejó al local en shock pues nunca esperaron este desenlace.

Italia recurrió a todas sus armas, usándolas en distintos momentos del partido y con una precisión tremenda. Fue dinámico al hacer pressing, fue un muro en zona baja, fue técnico y fue contundente.

Así, Italia espera ya en la Final al ganador de la otra Semifinal que juegan este miércoles Portugal y Francia, mientras que Alemania disputará el duelo por el tercer lugar ante el perdedor de ese mismo duelo.

La escuadra Azzurri jugará su sexta final en Mundiales de las cuales ha ganado tres. Se mantuvo un dominio ya que Alemania nunca ha vencido a Italia en Mundiales mientras que los teutones rompieron en mal momento un estigma, ya que nunca habían perdido en el estadio de Dortmund. Italia ha sido Campeona en 1934 como local, cuatro años después en Francia ';38 y logró su tercer título en España ';82.

PRIMER TIEMPO

El arranque del partido fue peculiar, pues a la dinámica alemana para tener la pelota, le puso oposición Italia que hacía un pressing muy fuerte en el medio campo, intentando poner incluso tres hombres copando al que tenía la pelota. Pese a esto, Italia no le quitaba la bola tan fácilmente a los alemanes que a base de fortaleza lograban seguir empujando al frente.

El primer tiro al arco fue italiano, en un tiro libre lejano en el que Totti le pegó al arco y Lehmann agarró la pelota sin problemas, esto al minuto 2';. Ballack fue el primer alemán en disparar al arco italiano al minuto 7';, aunque puso la pelota por encima del arco.

Al minuto 15';, Alemania estaba encimando a Italia e intentaba ponerle más ritmo; parecía que los teutones comenzaban a dominar, pero Italia dejó claro inmediatamente que si bien estaban ponderando la marca y la pelea en el medio campo, tenían un arma de todos conocida llamada contragolpe. Así, al 16'; tomaron en línea a la zaga teutona en un gran pase filtrado en el que Perrota entró al área, mano a mano con Buffon, pero siendo un medio de contención, Simone no supo como definir y la pelota quedó en las manos de Lehmann.

Alemania estaba jugando bien, con toques rápidos y mucha dinámica, mantenía presencia pese a la tremenda marca italiana y aunque pisaba el área constantemente, no lograba balones de peligro. Italia, en tanto, cuando tenía posesión clara, bajaba el ritmo del juego y además, los balones que recuperaba los convertían en jugadas también con cierto peligro, menos frecuentes pero con igual sensación de poder abrir el marcador. En resumen, en partido estaba parejísimo, muy interesante y muy intenso.

Al minuto 31';, Italia estuvo cerca con un gran contragolpe por derecha en el que Pirlo centró raso y Luca Toni remató, pero una gran barrida de Metzelder evitó un susto mayúsculo para Lehmman. Pero Alemania respondió con tremenda fuerza al 33';, cuando al fin lograron entrar con espacio en la zaga italiana gracias a una gran jugada de Klose que luego abrió para que Schneider, entrando al área por la izquierda solo, disparara a nada, realmente a nada del travesaño.

Italia salió más sobre el cierre del primer tiempo, por lo que el juego se volvió ríspido ya que los alemanes no querían ser dominados y comenzaron a cortar con faltas, además de querer inventarlas a favor cuando Italia les arrebataba la pelota. El juego se calentó mucho y la presión de la gente sobre el árbitro mexicano Armando Archundia fue constante, sin embargo, el juez soportó esa presión con gran carácter y sin contratiempos.

Así terminó el primer tiempo, con Italia logrando anular a los alemanes en los últimos minutos en un duelo cerrado, intenso, caliente… en fin, totalmente europeo.

SEGUNDO TIEMPO

Con la misma tónica arrancó la segunda mitad, aunque ahora Klose fue el primero en tocar la puerta, con un carrerón desde el medio campo de derecha al centro entrando al área a piedra y lodo aunque acabó estrellándose con Buffon que achicó perfecto mientras sus compañeros le pedía a gritos la pelota.

Después de estas dos jugadas, el partido se emparejó totalmente y en una lucha tremenda de medio campo, las acciones de gol desaparecieron hasta el 62'; cuando Alemania llevó la pelota con toque hasta el área donde Podolski, con la marca encima, sacó una gran media vuelta casi en el área chica, pero a las manos de Buffon que rechazó perfecto.

Italia poco a poco dejó de achicar tanto, cada vez se asentaba más atrás, aunque no dejaba de salir con la pelota controlada a la menor provocación. Alemania picaba piedra, pero tampoco se arriesgaban a ser tomados mal parados atrás, con lo que el juego se tensó más que nunca y se mantuvo así hasta el final de los 90 minutos reglamentarios.

Algunos sustos, pero mucha firmeza en la marca y perfección defensiva en las áreas, evitaron que el marcador se abriera e incluso los porteros no tuvieron atajadas importantes.

TIEMPO EXTRA

Arrancaba el primer tiempo extra y toda Alemania comenzó a temblar. Primero fue Gilardino al 91'; quien se metió por la derecha hasta la línea de fondo y aprovechando que Ballack era quien lo marcaba, lo recortó y ya en el área chica sacó un disparo a primer poste, superando a Lehmann pero no al palo, ya que la pelota pegó en su base y se paseó dramáticamente por enfrente del arco como una cámara lenta que dejó paralizado el corazón de todo el territorio teutón.

Ni siquiera se habían recuperado de este susto los alemanes y Zambrotta les plantó firmemente el fantasma de la eliminación en pleno estadio de Dortmund al estrellar en el travesaño un balazo desde el borde del área, justo a la altura del ángulo superior a la izquierda de Lehmman.

La afición, por primera vez bajó un poco los decibeles. Lo que era confianza se convirtió en un nerviosismo tremendo y sin duda, esto se reflejaba también en el equipo alemán que bajó un poco el ritmo como para digerir mejor lo que estaba pasando.

El equipo local comenzó a insistir con fuerza de nueva cuenta ya sobre el final del primer tiempo extra, y tal vez en lo que fue el único error hasta ese momento de la zaga italiana que se confundió en los recorridos, Podolski se quedó solo y a centro de Odonkor falló terriblemente un cabezazo frente al marco justo al 105';.

En el segundo tiempo extra, las cosas se prendieron en serio. Al 111';, vivimos una opción clara de cada lado. Primero fue Italia cuando Del Piero se quedó solo ante Lehmann pero nunca se animó a tirar ante el arco que parecía solitario y tocó hacia un lado donde Iaquinta en lugar de centrar en diagonal, disparó y estrelló la pelota en la zaga. En la siguiente jugada, fue Poldoski el que aprovechó un buen desdoble para un balazo que parecía se incrustaba en el arco italiano, pero Buffon con un lance espectacular evitó el gol.

Italia estaba entrando y a la siguiente, nuevamente estuvo cerca, más cerca de lo que el disparo raso y desviado de Del Piero dejó en la memoria, pues la jugada había conseguido encontrar tiempo y espacio, esto al 114'; y en el último aviso, al 117'; Andrea Pirlo sacó un balazo que Lehemann mandó a corner con un buen lance.

Estas llegadas italianas ya no eran una casualidad, la Azurri había esperado el momento y ahora estaba superando a los locales en el segundo tiempo extra, metiendo el juego a un nuevo ritmo que sorprendió a los alemanes que sin duda creerían llegar (sin serlo) superiores físicamente.

Los cambios de Lippi fueron exactos y le dieron la victoria a Italia. El primer golpe fue de Fabio Grosso al 119';, gracias a que Pirlo movió la pelota en el borde del área y le filtró perfecto para que Grosso sacara un disparo excepcional que con un bonito efecto superó el lance de Lehmann y cerró para entrar exacto, pegado al poste para el 1-0 a un minuto más la compensación, de que acabara el alargue. El festejo de Grosso fue espectacular, conmovedor, realmente emotivo moviendo la cabeza como si no lo creyera.

Alemania se fue al frente y después de que Ballack ya presa de la desesperación dejó ir una grande al disparar cuando tenía dos hombres solos para el remate, Italia dejó un marcador claro, aunque este no reflejara que el partido se mantuvo 0-0 hasta cuando faltaba un minuto para irse a penales.

Italia encontró un contragolpe letal que sellaron con una gran belleza dos hombres de refresco, Gilardino que dejó solo a De Piero y este último que definió como grande poniendo la pelota en al ángulo para el 2-0 final, dejando a Alemania sumida en llanto y a Italia nuevamente orgullosa y digna luego de que la Azzurri llegó a este Mundial sumida en un escándalo de corrupción en su liga local.

Hay que reconocer la gran ovación de reconocimiento que la afición alemana dio a su equipo, incluso obligándolo a salir nuevamente al campo cuando algunos ya se habían retirado bañados en llanto al vestidor.

GOLES

(119';) 0-1 Fabio Grosso. Pirlo hace una gran jugada en el borde del área y filtra perfecto para Grosso que de primera saca un gran disparo que con efecto supera el lance de Lehmann y cierra para incrustarse pegadito al poste.(120';) 0-2 Alessandro del Piero. Contragolpe letal de Italia. La gran jugada llega a pies de Gilardino que le da tiempo, creando el espacio y tocando excelente para Del Piero que ya solo en la izquierda del área define con gran belleza al ángulo más lejano.

ARBITRAJE

Excepcional de Armando Archundia que siempre ponderó el ritmo del juego, dejando correr las acciones que no tuvieran mala intención y castigando oportunamente las que se pasaban del límite, sin perder su estilo de "rudo". Nunca cayó en los intentos de engaño de los jugadores de ambos equipos y, sobre todo, nunca cedió a la presión que la afición local ejercía, en ocasiones arengados incluso por sus propios jugadores. Por ahí un titubeo al marcar una falta muy quisquillosa en la media luna italiana, cuando si la infracción existía, hubiera sido dentro. No interfirió en el juego y nos dio un arbitraje digno de una Seminifinal del Mundial. ¡Muchas felicidades Armando, el futbol mexicano está orgullosos de tú trabajo!

[mt][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×