El seleccionador galo se declara admirador de Italia

Raymond Domenech, seleccionador francés, no tuvo empacho en declararse hoy admirador de Italia a tres días de librar con la "azzurra" la Final de la Copa del Mundo en el Estadio Olímpico de Berlín.
 Raymond Domenech, seleccionador francés, no tuvo empacho en declararse hoy admirador de Italia a tres días de librar con la "azzurra" la Final de la Copa del Mundo en el Estadio Olímpico de Berlín.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Julio de 2006

  • "Estoy muy motivado"

Raymond Domenech, seleccionador francés, no tuvo empacho en declararse hoy admirador de Italia a tres días de librar con la "azzurra" la Final de la Copa del Mundo en el Estadio Olímpico de Berlín.

"Estoy muy motivado", afirmó, "no solo porque vamos a jugar la Final, sino porque la vamos a jugar contra Italia, un equipo al que siempre he admirado por su talento, sus tácticas, su fuerza mental y su espíritu de lucha".

Para Raymond Domenech, la Selección Italiana es "un modelo permanente" y se refirió a la victoria italiana por 2-0 sobre Alemania en Semifinales como "un logro deportivo muy notable".

El futbol francés se ha mirado, a menudo, en el espejo italiano para adoptar un estilo basado en la solidez defensiva que en el Mundial de Alemania le ha servido para ir escalando fases hasta presentarse en la Final.

La relación directa de algunos jugadores franceses con el "calcio", como Lilian Thuram y Patrick Vieira, jugadores del Juventus, ha obrado también en la Selección Francesa un efecto de asimilación de las mejores virtudes italianas.

Antes de fichar por el Real Madrid, en el 2001, Zinedine Zidane también jugó en el Juventus durante cuatro años.

Con respecto al escándalo en que se encuentra sumido el futbol italiano por supuesto fraude, Raymond Domenech afirmó que no cree que eso pueda afectar a los jugadores italianos en la Final del domingo.

"No creo que esto pueda tener ninguna influencia, en absoluto. Las consecuencias que vaya a tener en los jugadores habrán de esperar. Antes que nada ellos tienen una Final que jugar y eso es lo único que les preocupa en este momento", afirmó el seleccionador francés.

La Selección Francesa saldrá el domingo al terreno de juego del Estadio Olímpico berlinés vestida totalmente de blanco, el mismo uniforme con el que ha eliminado sucesivamente a España en Octavos de Final, a Brasil en Cuartos y a Portugal en Semifinales y enfrente estará Italia vestida totalmente de azul.

CONFESÓ HABER VIVIDO CON UN CUCHILLO EN EL CUELLO

Raymond Domenech confesó hoy que a lo largo de los 15 últimos partidos el equipo ha vivido "con un cuchillo en la garganta" y que siempre estuvieron convencidos de que el éxito dependería de la unidad del grupo.

"La cuestión era que, o lo hacíamos juntos o perecíamos rápidamente", señaló en alusión al equipo que, tras su rotundo fracaso en el Mundial de Corea-Japón 2002 (eliminado en primera fase sin marcar un solo gol) consiguió clasificarse para el de Alemania y ahora llegar a la Final del domingo contra Italia.

Para Domenech, el encuentro con Italia será una prueba de fuego, un partido que trae buenos recuerdos a la selección francesa porque fue el rival al que venció (2-1) para alcanzar el título europeo en el año 2000, su último gran éxito.

Pese a que cinco titulares de Francia han sobrepasado ya la treintena y que jugarán contra Italia su séptimo partido en cuatro semanas, Domenech piensa que la edad no influirá en el partido.

"Puede que estén cansados, pero jugar la Final te da alas. Lo que marcará la diferencia es la fe, y ellos la tienen", dijo el técnico francés.

Patrick Vieira, que cumplió los 30 el mes pasado, parece haber recuperado la forma de sus mejores días, como ha demostrado en los partidos contra España, Brasil y Portugal. "Tenemos un deseo inquebrantable: no queremos parar ahora", comentó.

Preguntado por la despedida de Zinedine Zidane, Domenech insistió en que de ningún modo afrontan el partido como el último de Zidane, sino como la vía para conquistar el segundo título.

"Desde el comienzo del torneo los jugadores han demostrado que esto no es una fiesta de despedida sino la Copa del Mundo. Esta será la Final del Mundial y eso es exactamente lo que quieren que sea", explicó Domenech.

"Si los jugadores, además, querrán hacer un poco más por Zidane, Lilian (Thuram) y (Claude) Makelele", jugadores que abandonarán la Selección tras el Mundial y en el caso de "Zizou" el futbol.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×