Por la convivencia pacífica, el ganador del Mundial es el aficionado:...

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | AgenciasAlemania, 6 de Julio de 2006

  • "Así es como quiere Dios que sea el mundo"

Satisfecho por el desarrollo de la Copa del Mundo Alemania 2006, el Presidente del Comité Organizador, Franz Beckenbauer, afirmó que en la máxima justa se ha demostrado que todas las personas pueden cohabitar de forma pacífica.

A tan sólo tres días que concluya la máxima justa del balompié mundial, el legendario jugador alemán mostró su alegría por los buenos resultados, tanto en la organización del Mundial como en el comportamiento de los aficionados.

"Todo se está desarrollando bien. Los estadios han estado siempre llenos, en un gran ambiente de fiesta, probando que las personas, independientemente de su raza o religión, pueden cohabitar pacíficamente con alegría", aseguró el dirigente.

En conferencia de prensa, la FIFA y el Comité Organizador coincidieron en señalar que será difícil igualar la forma en que se llevó a cabo esta competencia.

La preocupación por la conducta de los aficionados quedó atrás y, tras un análisis, Beckenbauer afirmó que fue satisfactorio saber que se tuvo que ampliar las Millas del Aficionado por la buena respuesta de los seguidores.

De manera independiente a quién será el campeón del mundo, el "Kaiser" afirmó que el gran ganador del Mundial son los aficionados, que a lo largo de la justa han tenido un comportamiento ejemplar.

"El gran ganador del Mundial es el aficionado. Teníamos temor por la seguridad en las llamadas Millas de la Afición y todo ha sido pacífico. Y fue emocionante oír noticias de que había que ampliarlas porque iban más de 700 mil personas", señaló.

Añadió que la convivencia que se generó entre los aficionados que se dieron cita en Alemania para disfrutar del ambiente futbolístico y de festejo que generaron los partidos funcionó como un lazo de unión entre gente de diferente nacionalidad, raza y creencias.

"Imaginénse ustedes: Un millón de personas de distinta nacionalidad, de distinto color de piel, todos en el mismo sitio y todos festejando juntos. Así es como quiere Dios que sea el mundo",indicó.

Por su parte la canciller Angela Merkel afirmó que Alemania se mostró al mundo como un anfitrión "estupendo", algo que "se debe, sobre todo, a los aficionados, además de ser mérito del Comité Organizador y la Selección".

[ntx][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×