Los equipos europeos logran su mejor resultado desde España 1982

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Julio de 2006

  • Los cuatro Semifinalistas dieron al final del torneo un sabor puramente europeo

Los equipos europeos lograron imponer su sello al Mundial de Alemania 2006 y obtuvieron su mejor resultado desde España 1982, otra vez con cuatro equipos en Semifinales, lo que sólo habían alcanzado en dos ocasiones anteriores.

Los cuatro Semifinalistas -Italia, Francia, Alemania y Portugal- dieron al final del torneo un sabor puramente europeo, similar al de 1982 o al de 1966 en Inglaterra, cuando también los últimos equipos de otros continentes tuvieron que despedirse en Cuartos de Final.

Italia, en su camino hacia la Semifinal, además de jugar contra otros europeos, tuvo enfrentamientos con un equipo africano, Ghana, al que derrotó, con uno de la CONCACAF, Estados Unidos con el que empató y con uno de la confederación de Oceanía, Australia, al que sacó del torneo en Cuartos de Final.

En el camino francés hay una victoria ante un africano, Togo, un empate ante un asiático, Corea del Sur, y un sudamericano, Brasil.

Alemania, antes de dejar en la cuneta a Argentina en Cuartos de Final en la definición por penaltis, había vencido a un sudamericano, Ecuador, y a un equipo de la CONCACAF, Costa Rica con lo que, al igual que las dos finalistas, terminó invicta en los que a partidos intercontinentales se refiere.

Lo mismo se puede decir de Portugal, que en la primera fase derrotó a un asiático, Irán, un africano, Angola, y a México como equipo de la CONCACAF.

En total, sólo cuatro equipos europeos sufrieron derrotas en duelos intercontinentales y todas ellas en la fase previa.

Serbia y Montenegro perdió dos partidos intercontinentales, uno en la goleada de escándalo por 6-0 ante Argentina, y otro por 3-2 ante Costa de Marfil, la República Checa cayó ante Ghana por 2-0, Croacia contra Brasil por 1-0 y Polonia ante Ecuador por 2-0.

Esos cuatro equipos, además, fueron los únicos de los 14 participantes europeos que no lograron su paso a octavos de final y, a partir de la segunda ronda, ningún representante del viejo continente fue sacado del torneo por un equipo de otra confederación continental.

De Serbia y Montenegro se podía esperar que se quedara en la primera fase -Holanda y Argentina eran claras favoritas en el Grupo- mientras que Croacia, Polonia y, sobre todo, la República Checa decepcionaron porque se esperaba que alcanzasen al menos los Octavos.

No obstante, incluso en las derrotas, si se exceptúa la goleada de Argentina contra Serbia, rara vez se vio un dominio claro de los representantes de los otros continentes sobre los europeos.

En la derrota de Croacia ante el claro favorito Brasil, por ejemplo, los croatas no dejaron que los sudamericanos desarrollaran su fuerza ofensiva y tal vez hubieran tenido más suerte si hubieran dedicado más esfuerzos al trabajo de ataque.

Con ese desarrollo que ha tenido el torneo no es sorpresa alguna que los jugadores de los que se habla como figuras, desde el meta italiano Gialuigi Buffon hasta el goleador alemán Miroslav Klose pasando por el francés Zinedine Zidane, sean miembros de selecciones europeas.

El estilo de los europeos -basado en la disciplina táctica dentro de modelos distintos que varían de país y país- se impuso sobre otras versiones de ver el futbol, más confiadas en la habilidad personal de algunos jugadores y en la creatividad individual. [EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×