Mauro Camoranesi, de rechazado en Chile a la Final del Mundial

Mauro Camoranesi jugará este domingo con la Selección de Italia la Final del Mundial Alemania 2006 ante Francia, nueve años después de ser rechazado en Chile por el Técnico del Wanderers de...
Mauro Camoranesi jugará este domingo con la Selección de Italia la Final del Mundial Alemania 2006 ante Francia, nueve años después de ser rechazado en Chile por el Técnico del Wanderers de Valparaíso, al que el jugador de origen argentino llegó a probars
 Mauro Camoranesi jugará este domingo con la Selección de Italia la Final del Mundial Alemania 2006 ante Francia, nueve años después de ser rechazado en Chile por el Técnico del Wanderers de Valparaíso, al que el jugador de origen argentino llegó a probars

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Julio de 2006

  • En realidad el Técnico Siviero le hizo un gran favor

Mauro Camoranesi jugará este domingo con la Selección de Italia la Final del Mundial Alemania 2006 ante Francia, nueve años después de ser rechazado en Chile por el Técnico del Wanderers de Valparaíso, al que el jugador de origen argentino llegó a probarse.

El Técnico que le bajó el pulgar al centrocampista fue el uruguayo Jorge Luis Siviero, según recuerda hoy el diario chileno "La Tercera", aunque por la historia posterior, con Camoranesi triunfante en el Juventus y en la "Squadra Azzurra", podría decirse que en realidad Siviero le hizo un gran favor.

Así opina, al menos, Reinaldo Sánchez, actual Presidente de la Asociación Nacional de Futbol Profesional (ANFP) de Chile, que en ese entonces presidía el Wanderers, que asegura no sentir remordimientos por no haber tomado en cuenta al jugador.

"Lo que pasa es que en esa época nuestra prioridad era fomentar a los jugadores de la cantera, de ahí salieron David Pizarro (actualmente en el Inter de Milán) y Reinaldo Navia (goleador en México)", dijo Sánchez.

A su juicio, Camoranesi "es un buen jugador, nada más", piensa que en el medio chileno "hay mejores" y que en definitiva, "el más beneficiado con la decisión de Siviero fue el propio jugador"·

Camoranesi, curiosamente, dijo al periódico que no le guarda rencor a Siviero:"no me quedé con razón, en ese momento no estaba nada bien físicamente", señaló.

Con seguridad los hinchas del Wanderers discrepan de Reinaldo Sánchez y lamentan la decisión, lo mismo que los seguidores del Universidad Católica, que en 1994 rechazaron al lateral de la Selección Argentina Lionel Scaloni y a su hermano Mauro, que les fueron ofrecidos en 10.000 dólares cada uno.

Cuatro años después, los hermanos Scaloni fueron traspasados en cinco millones de dólares al Deportivo La Coruña.

Scaloni procedía de las series menores del Newell';s Old Boys y el encargado de evaluarlo fue el Técnico Gino Valentini, quien recuerda que fue el padre de los jugadores el que llegó con ellos a probarlos.

"El hermano no era nuevo y desde Rosario pedían 10 mil dólares por cada uno y (los dirigentes) no lo quisieron. Fue un error terrible, se perdieron a un gran jugador", se lamentó Valentini.

Paradójicamente, Lionel Scaloni, actual jugador del West Ham United inglés, aseguró a La Tercera que le gustaría terminar su carrera en el Universidad Católica: "en el mes que estuve en Chile me di cuenta de que es un gran club y sé que algún día estaré jugando ahí".

Camoranesi y Scaloni no son los únicos protagonistas de Alemania 2006 que pasaron por Chile, aunque con distinta suerte: el paraguayo Salvador Cabañas se consagró como goleador con la camiseta del Audax Italiano el año 2002, que dejó un par de Temporadas después para irse al Jaguares mexicano.

Su compatriota José Saturnino Cardozo, al que una lesión marginó de la cita en Alemania, cumplió una destacada campaña en el Universidad Católica, con el que llegó en 1993 a la Final de la Copa Libertadores, dirigido por Ignacio Prieto, que lo recuerda como "un joven ambicioso, que se notaba iba a llegar lejos".

Otro error registrado en la bitácora del futbol chileno lo cometieron los dirigentes del Colo-Colo que en 1994 dejaron partir a José Pekerman, que llevaba dos años a cargo de la cantera del equipo albo donde, según todas las opiniones, "hizo escuela".

Para el entonces Presidente del Colo-Colo, Eduardo Menichetti, la intención era que Pekerman se quedara, pero fue el propio actual seleccionador argentino el que tomó la decisión, pues "se le ofrecía una oportunidad en las Selecciones menores de su país y su hija entraba a la universidad".

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×