Millares de aficionados recibieron a la Selección de Portugal

Más de 10 mil portugueses protagonizaron hoy un recibimiento apoteósico en el Estadio Nacional de Jamor a su Selección Nacional, que llegó a las Semifinales del Mundial, 40 años después de haber...
 Más de 10 mil portugueses protagonizaron hoy un recibimiento apoteósico en el Estadio Nacional de Jamor a su Selección Nacional, que llegó a las Semifinales del Mundial, 40 años después de haber alcanzado un éxito similar.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Julio de 2006

  • Scolari externó su deseo por permanecer con Portugal
  • Su futuro lo definirán los directivos lusos
  • La respuesta se daría la próxima semana

Más de 10 mil portugueses protagonizaron hoy un recibimiento apoteósico en el Estadio Nacional de Jamor a su Selección Nacional, que llegó a las Semifinales del Mundial, 40 años después de haber alcanzado un éxito similar.

El seleccionador, el brasileño Luiz Felipe Scolari, fue recibido con un coro que gritaba sin parar "Fica, Fica" (Quédate, Quédate), mientras todos los jugadores recibían algunos banderas y otros bufandas con los colores nacionales.

Al unísono, jugadores y público levantaron y bajaron los brazos en un emocionado saludo.

En una breve ceremonia, Scolari dijo: "Sabemos que estamos en deuda con ustedes" y millares de personas comenzaron a gritar "Campeones, Campeones".

Entonces, surgió una frase del técnico brasileño que dejó la esperanza de que continúe al frente de la Selección, cuando señaló que "en la próxima ocasión" había que traer el segundo, o el título del Mundial. Entonces, la ovación fue ensordecedora.

Scolari dijo a los hinchas que se deben sentir "orgullosos" de la Selección, "porque los jugadores dieron el máximo" y estamos entre los cuatro equipos mejores del Mundo.

Agregó que después de este Mundial, Portugal es "respetado y conocido" y agradeció a los hinchas el apoyo que brindaron a la Selección Lusa.

Al final de la ceremonia, preguntado por los periodistas, Scolari dijo que su deseo es mantenerse al frente de la Selección, pero eso "dependerá de las conversaciones" con el Presidente de la Federación Portuguesa de Futbol, Gilberto Madaíl, y que quizá haya noticias sobre el asunto al final de la próxima semana.

En el acto también intervino brevemente Luis Figo, que dijo que durante toda la competición los jugadores sintieron "el apoyo y la confianza de todos los portugueses. Quiero agradecerles, a nombre de todos mis compañeros. Desgraciadamente, no conseguimos traerles el trofeo, pero hemos sentido el orgullo de todos los portugueses".

El avión que condujo hasta Lisboa a la Selección Portuguesa llegó al aeropuerto de Portela y los bomberos formaron en la pista un bello arco iris con los colores rojos y verde, predominantes en la enseña lusa.

A pesar de que la policía había solicitado a los hinchas que no fueran al aeropuerto, sino que se dirigieran al Estadio Nacional, allí se encontraban centenares de personas agitando banderas y bufandas.

Los primeros que descendieron del avión fueron Scolari y Eusebio, conocido como "El Pantera Negra", quien fue uno de los jugadores decisivos, cuando Portugal consiguió un tercer lugar en el Mundial de 1966, al derrotar a Inglaterra.

La caravana se dirigió hasta el estadio por autopistas de las afueras de la ciudad, pero seguidos por centenares de motos y autos de los hinchas.

Desde los viaductos colgaban inmensas banderas portuguesas y Lisboa respiró hoy un aire triunfal, rindiendo tributo a su Selección.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×