Una gran concentración de aficionados recibieron a los alemanes

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Julio de 2006

  • Klinsmann agradeció el apoyo

Gran concentración de fanáticos tuvo lugar en la Milla del Aficionado de Berlín para recibir a la Selección Alemana de Futbol, que acudió a ese lugar para agradecer el apoyo y entusiasmo mostrados durante la Copa del Mundo de Alemania 2006.

Con camisetas en las que pudo leerse "Gracias Alemania", el equipo dirigido por Jürgen Klinsmann además del Cuerpo Técnico se presentó ante miles de aficionados que, eufóricos, agradecían el tercer lugar obtenido ante Portugal.

El entrenador, al que los aficionados le adjudicaron el mérito de haber llevado a la Selección al referido sitio, dijo alegrarse de "poder estar presente por fin en la Milla del Aficionado de Berlín" (la más grande del mundo) y poder recibir otra impresión fuera de los estadios".

"Estamos orgullosos de lo que ha conseguido este equipo y mucho de ello se lo deben a vosotros. Miles y miles de gracias, sois increíbles, necesito dos días para digerir lo que hay en este lugar", continuó Klinsmann.

El Capitán Michael Ballack, quien no estuvo ante los portugueses por lesión, mencionó que echará de menos a sus fans alemanes cuando deba incorporarse a Chelsea de Inglaterra, e hizo mención a la fiesta que hicieron el sábado todos los jugadores, "después de tanto tiempo de concentración y trabajo".

También Lukas Podolski, uno de los más valorados durante este torneo deportivo 2006 y merecedor del título de mejor jugador joven del Mundial por parte de la FIFA, se refirió también a la celebración que hizo todo el equipo, la cual "estuvo divertidísima". Miroslav Klose, otra de las estrellas alemanas de este Mundial de la FIFA, aseguró ante casi un millón de personas que coreaban su nombre que "sin vosotros no lo habríamos conseguido".

Per Mertesacker, quien al igual que Ballack no pudo jugar el último partido contra Portugal por lesión, dio las gracias a sus paisanos y lo mismo hicieron emocionados los demás jugadores que mostraron asombro y admiración cuando  vieron la masa congregada en el centro de Berlín.

La enorme fiesta de hoy a mediodía estuvo amenizada por numerosos grupos de música alemanes, entre ellos el conocido "Sportfreude Stiller" que, para masas enloquecidas de fanáticos portando banderas alemanas y con pancartas de agradecimiento a los futbolistas, cantó la canción "54, 74,90, 2006 seremos Campeones Mundiales".

Antes de la puesta en escena de los jugadores, el Alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, se dirigió a sus ciudadanos para darles las gracias por el comportamiento observado durante el torneo deportivo, "por la hospitalidad desbordante con los huéspedes de otros países y el entusiasmo demostrado en cada partido, no solamente de Alemania".

A continuación se hizo un resumen de los siete partidos jugados por la Selección Alemana, (desde el primer gol del Mundial contra Costa Rica, hasta ayer contra Portugal, que los asistentes pudieron ver en pantallas gigantes colocadas durante estas cuatro semanas a lo largo de casi tres kilómetros.

Durante este tiempo, la Milla del aficionado de Berlín se llenó casi a diario, no sólo en los partidos del país europeo, y por ello tuvo que ser alargada para dar cabida a 900 mil personas.

Al principio del torneo, en Alemania reinaba la idea de que su Selección no podría hacer mucho en este Mundial, pero día a día la confianza, el apoyo y el entusiasmo fueron desbordantes, motivo por el que, al término del torneo, los jugadores alemanes quisieron estar cerca de sus aficionados.

[ntx][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×