El Tri Femenil se mostró feliz en su último entrenamiento

Risas, porras, cantos y alegría exhibieron las integrantes de la Selección Mexicana Femenil Sub-20 de futbol en su última práctica previo a su viaje al Campeonato Mundial Rusia 2006.
 Risas, porras, cantos y alegría exhibieron las integrantes de la Selección Mexicana Femenil Sub-20 de futbol en su última práctica previo a su viaje al Campeonato Mundial Rusia 2006.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Julio 2006

  • Nací en Estados Unidos pero me siento mexicana

Risas, porras, cantos y alegría exhibieron las integrantes de la Selección Mexicana Femenil Sub-20 de futbol en su última práctica previo a su viaje al Campeonato Mundial Rusia 2006.

Más bien, el entrenamiento sirvió para "el día de prensa", porque se les tomó la foto oficial, atendieron una y otra vez las entrevistas con los reporteros y se corearon porras para plasmar el buen ambiente en que se encuentran.

"Estoy muy emocionada porque la FIFA me ubica como una de las jugadoras con gran futuro", expresó Charlyn Corral, la más pequeña del grupo, tanto por su estatura y edad, pues apenas está por cumplir 15 años.

El Director Técnico Leonardo Cuéllar la tiene de titular para enfrentar a las suizas, alemanas y norcoreanas. "Con habilidad y gambetas trataré de superar a las grandulonas", dijo con una sonrisa.

Con su rostro todavía infantil y con un balón en los pies, Charlyn realizó jugadas de suerte durante la ligera práctica, más bien para divertirse que para entrenar, porque el trabajo táctico está más que realizado.

En el equipo están jugadoras de varias partes del país, como la portera Anjuli Ladrón de Guevera Guerra, nacida en Puerto Vallarta, quien recordó que de los cinco hasta los 13 años jugó en equipos varoniles y ahora disputará su segundo Mundial femenil.

Ella jugó el Mundial sub-19 Vancouver 2002 y ahora va al de Rusia. "Ni soñaba en un Mundial en aquellos años en que jugué con chavos, pero ahora sé que hay muchas metas por delante por realizar".

Pero hay otras que no son mexicanas de nacimiento pero sí de sangre, como Nancy Gutiérrez, quien vio la luz por primera vez en California, Estados Unidos. "Mi papá me dice que soy estadounidense y yo le contesto que no, que soy mexicana y aquí estoy para jugar con mi Selección".

A ella le nace vestirse de tricolor porque "me siento muy bien y me emociona ir al Mundial, donde voy a dar todo por mi país, mi patria; no importa que nací en Estados Unidos, yo soy mexicana, lo traigo en la sangre".

Luego de las entrevistas y varias fotos en equipo e individual, las jugadoras se fueron a las instalaciones de la Conade para hacer maletas para el viaje nocturno con escala en Francia, donde permanecerán hasta el día 13, y destino final en Moscú para su compromiso mundialista.

[ntx][Foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×