FIFA y FIFPro firmaron acuerdo contra la corrupción, el racismo y el dopaje

La Federación Internacional de Futbol (FIFA) hizo público hoy en el Camp Nou de Barcelona el acuerdo que ha firmado con el Sindicato Mundial de Futbolistas, el FIFPro, mediante el cual intentará...
 La Federación Internacional de Futbol (FIFA) hizo público hoy en el Camp Nou de Barcelona el acuerdo que ha firmado con el Sindicato Mundial de Futbolistas, el FIFPro, mediante el cual intentará integrar a los jugadores en las decisiones de relevancia int

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Noviembre de 2006

  • Los jugadores participarían en las decisiones de la FIFA

La Federación Internacional de Futbol (FIFA) hizo público hoy en el Camp Nou de Barcelona el acuerdo que ha firmado con el Sindicato Mundial de Futbolistas, el FIFPro, mediante el cual intentará integrar a los jugadores en las decisiones de relevancia internacional como la autorregulación de las instituciones futbolísticas o la lucha contra el racismo y el dopaje.

En un "día histórico" para el futbol, según las palabras del Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, encargado de firmar el protocolo junto al representante del FIFPro, Philippe Piat, el máximo organismo del Futbol Mundial tendió la mano a los jugadores para "solucionar los problemas que acechan al futbol", entre los que citó "la corrupción, el dopaje y el racismo".

Blatter admitió que la FIFA, en algunas ocasiones "ha perdido de vista la base de la pirámide del futbol, los futbolistas", y que el organismo internacional debe "cambiar su mentalidad" a la hora de tratar con los jugadores.

"Los jugadores forman parte de la familia del futbol y como tal deben formar parte de las soluciones a nivel internacional", resaltó el Presidente de la FIFA.

El contrato suscrito por la Federación Internacional y el Sindicato de Jugadores contempla que la búsqueda de soluciones a las grandes cuestiones del futbol y sus litigios se intentarán buscar "en el ámbito propio del futbol", en un claro intento de evitar que clubes, jugadores, ligas o federaciones acudan a la justicia ordinaria.

En esa misma línea, FIFA y FIFPro apuestan por "regular mejor" la transferencia de futbolistas en medio de una temporada "para preservar la integridad de las competiciones". Por ello, ambas entidades se pondrán de acuerdo a la ahora de nombrar a los jueces de la cámara de resolución de disputas de la FIFA y en caso de que modificar el reglamento sobre el estatuto y la transferencia de jugadores.

El compromiso a "no modificar el cuadro internacional actual de las indemnizaciones de formación" también aparece como uno de los puntos del protocolo del acuerdo entre los futbolistas y la FIFA.

En el acuerdo también aparece la intención de tomar medidas encaminadas a "controlar las apuestas y su influencia en el juego", así como poner en marcha un programa de actuación para luchar contra el dopaje y el racismo en el futbol y evitar que la propiedad múltiple de clubes, en referencia al hecho de que un jugador pueda tener varios contratos distintos con dos o más clubes.

También se apunta que ambas entidades llevarán a cabo una "reflexión" sobre la progresiva implantación del césped artificial "y el potencial que supone para el desarrollo del futbol".

En el texto, se pone de manifiesto la voluntad del sindicato de jugadores de formar parte de sus equipos nacionales como "punto culminante de su carrera" y se subraya que el derecho a jugar con la Selección "no puede ni debe en ningún caso ser cuestionado", una idea que refuerza las tesis de la FIFA en contraposición a la de los clubes, normalmente perjudicados cuando tienen que ceder a los futbolistas para que éstos actúen en la Selección de su país.

El acuerdo, de duración ilimitada, supone un reconocimiento explícito de la FIFA al sindicato mundial de jugadores e intenta buscar "un equilibrio entre el futbol de clubes y el futbol de Selecciones Nacionales". En la práctica, la FIFA recibe el apoyo explícito de los jugadores en su intento de que el mundo del futbol se rija por sus propias leyes como una entidad propia, independiente de las disposiciones de la justicia ordinaria y de la legislación política.

El delantero camerunés del Barcelona Samuel Eto´o, presente en la firma del acuerdo, se congratuló de que los jugadores puedan "participar en las decisiones de la FIFA".

"Al fin y al cabo, los que hacen que esto funcione son los jugadores, y a partir de ahora nosotros también tomaremos decisiones. Antes, parecía que nosotros jugábamos y otros tomaban las decisiones", reiteró el camerunés.

Su compañero en el Barcelona Lilian Thuram, también testigo de la firma entre FIFA y FIFPro, felicitó a Blatter por la iniciativa y aseguró que gracias a este protocolo de acuerdo "el futbol será mejor".

Por su parte, Philippe Piat, Presidente del Sindicato de Jugadores FIFPro, fundado en 1976 en París, mostró su emoción de que los jugadores "se hayan integrado en el sistema" como parte "ineludible" del futbol.

Al acto de presentación también acudieron el ex Presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, el Presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, el Presidente del Barcelona, Joan Laporta, el máximo dirigente de la Federación Catalana de Futbol, Jordi Roche, y el Presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles, Gerardo González Movilla.

[EFE][foto:EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×