Hugo Sánchez se propuso hacer llorar a mexicanos

En la posición de estratega de la Selección Nacional de futbol, el Pentapichichi Hugo Sánchez Márquez, se ha propuesto hacer llorar a los mexicanos "en algún momento", debido a que está convencido...
 En la posición de estratega de la Selección Nacional de futbol, el Pentapichichi Hugo Sánchez Márquez, se ha propuesto hacer llorar a los mexicanos "en algún momento", debido a que está convencido de que puede lograr triunfos importantes con el Tricolor.&

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Enero de 2007

  • Está convencido de lograr triunfos con el Tri

En la posición de estratega de la Selección Nacional de futbol, el Pentapichichi Hugo Sánchez Márquez, se ha propuesto hacer llorar a los mexicanos "en algún momento", debido a que está convencido de que puede lograr triunfos importantes con el Tricolor. 

En entrevista realizada al estratega en el Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), habló de su sentir y lo que significa que el objetivo principal ya esté trazado a fin de que el actual "Tri" haga historia. 

Durante la conferencia de prensa del martes pasado, quien siempre se distinguió por tener una mentalidad triunfadora expresó que además se ha vuelto "irresistible" para los jugadores seleccionados, porque todos le han dicho que sí, por lo menos a su primera convocatoria. 

"Si llamo a un jugador o a otro no hay ninguno que me diga que no, y eso es porque estoy percibiendo que todos los futbolistas mexicanos seleccionables están con la ilusión y con las ganas de estar con Hugo Sánchez en la Selección, y eso me hace sentir un ambiente muy bonito, de buena vibra". 

"Eso es lo que estaba deseando a mi llegada o con mi nombramiento (del pasado 16 de Noviembre), y esa palabra ojalá que sea bien entendida, realmente me hace sentir halagado", explicó. 

Sentirse irresistible es un indicativo que aumenta el ego de quien fue cinco veces Campeón de goleo en el futbol español, una vez con Atlético de Madrid y cuatro con el Real Madrid, pero el Pentapichichi lo aclara:  

"Lo que estoy haciendo es que con esa confianza aumente el ego a los jugadores porque yo he conseguido muchas metas, muchos logros, esta es una más y sigo alimentando mi autoestima, pero a donde quiero llegar es inyectarles esa autoestima a los Seleccionados, misma que hace falta para ser atrevido, para ser descarado, para mostrar confianza y seguridad a la hora que hacen las cosas".  

Agrega que su idea no sólo busca quedarse en el plantel, sino irradiar esa seguridad a todo un país que está deseoso de que la Selección Nacional de futbol consiga cosas importantes. 

"El mensaje no es sólo para los jugadores, ­es para todo el país, para que seamos mejores porque no se puede pedir una Selección Campeona del mundo si resulta que en las otras áreas de la sociedad, de la política, de la economía. no somos los mejores del mundo". 

Después de su designación como estratega del Tricolor, Sánchez Márquez afirma que vive uno de los "romances" más estrechos con el medio futbolístico, afición y medios de comunicación, lo cual no se daba desde hace tiempo y menos en el anterior periodo a cargo del argentino Ricardo La Volpe. 

"Es un romance que se siente, nunca lo había vivido, nunca lo había sentido; sí lo he sentido como jugador en los equipos donde he estado, en la mayoría, no en todos. Como técnico lo sentí en Pumas de la UNAM y lo estaba sintiendo en Necaxa". 

Desde su perspectiva considera que cuando hay buena armonía, buena vibra y están comprometidos todos para la causa se pueden esperar cosas grandes, entonces, confiesa, ya lo esperaba, lo deseaba, y ha sido respaldado y apoyado por los dueños de clubes, presidentes, directivos, toda la gente de futbol, la afición, la prensa, según reconoce. 

Desde que despuntó como juvenil se dio cuenta de los beneficios de aparecer en las páginas deportivas y ahora no es la excepción: "El hecho de tener las puertas abiertas para la prensa con la Selección, una cercanía constante, eso realmente es lo que ando deseando, que haya esa armonía y ese trabajo en equipo con todos ustedes y todo el país". 

Pero lo que el Seleccionador Nacional llama romance se puede romper o por lo menos resquebrajar si el próximo 7 de Febrero la Selección Mexicana no es capaz de derrotar a la de Estados Unidos o mostrar un buen funcionamiento, en lo que será el debut oficial de Hugo Sánchez al mando del equipo mayor de futbol. 

"(Una derrota) realmente no tiene porqué romperlo", responde confiado y luego pone como ejemplo su matrimonio, "Estoy muy enamorado de mi esposa, sigo en luna de miel, sigo en romance y no porque discutamos un día o dos o tres vamos a dejar de amarnos".    

El ex jugador indica que cuando se quieren lograr y conseguir cosas importantes, los tropiezos ayudan para rectificar las actitudes o situaciones que no se estan haciendo bien. 

Sobre esto comenta que si se pierde un partido no pierde Hugo Sánchez, pierden todos; si se se gana, no gana Hugo Sánchez, ganan todos: "Que sepan todos que yo no soy héroe ni tengo la varita mágica, simplemente lo que quiero es hacer ver a todos que yo no conozco otra forma de ganar partidos, de ganar Campeonatos y de conseguir cosas grandes todos, si no trabajamos en equipo". 

El 16 de Noviembre, fecha de su elección como estratega, ofreció conducir a la Selección Mexicana a la conquista del Campeonato Mundial de futbol y el próximo es Sudáfrica 2010. Por eso se le preguntó que si le gustaría llorar con la Selección triunfando, igual que cuando lo hizo cuando nacieron sus hijas. 

"Sí por supuesto. Yo soy muy sensible y por supuesto que lloro en situaciones tristes como con cosas de mucha alegría. Regularmente no lo hago en público, regularmente soy muy frío y me contengo, y cuando no me contengo es cuando son cosas grandes y estoy convencido de que si sigue la armonía y el trabajo en equipo, que estoy percibiendo entre todos, estoy convencido de que no sólo voy a llorar yo, sino que los vamos a hacer llorar a todos ustedes (los mexicanos)". 

Refiere que desde niño ha desarrollado esa mentalidad ganadora: "Le agradezco a mi madre que me inculcó esta mentalidad y me ha motivado para ser mejor en todo, el mejor hijo, hermano, alumno, compañero, amigo, el mejor novio, padre, el mejor futbolista, dentista, entrenador, el mejor en todo". 

Pero el técnico tricolor no sólo vive del balón, de los entrenamientos, de llenar de ego a sus jugadores y de decirles que son unos triunfadores, también de su viva contidiana en su residencia de Cancún, donde dedica tiempo a la lectura. 

"Con todo el tiempo que le dedico al futbol realmente leo poco, leo mucho a ustedes  o en este caso ustedes mandan mucha información y leo a todos los periódicos que reciben lo de ustedes, y posteriormente como Director Técnico tengo que estar bien enterado de todo. Cuando tengo ratos libres indudablemente que me gusta leer, sobre todo libros de psicología, me gustan mucho, luego me gusta radiografía, me gusta tener referencias de gente que ha sufrido y que ha vivido situaciones difíciles para conseguiir sus metas y objetivos, y por tal motivo es a lo que más me inclino". 

Menciona que durante las mañanas escucha música ranchera y baladas, a veces para comer escoge el jazz, música movida por las tardes y para leer los periódicos música clásica: "De todo tipo de música me gusta". 

Cuando se le habla de comida responde alegre: "uff, es uno de mis "hobbies". Con mi esposa regularmente visitamos los mejores restaurantes en el mundo para conocer las diferentes cocinas e ir comparando cuál nos gusta más y asimismo un buen vino, así que la comida me gusta toda y la de buena calidad". 

Hombre vertical a la hora de hablar, Hugo Sánchez espera que el romance del que habla se mantenga "y alcance", porque también se dieron situaciones como después del bicampeonato con Pumas de la UNAM, donde en su último partido salió abucheado por una afición que primero lo idolatró. 

Pero el timonel se resiste y sabe que hay que guardar la medida de las cosas: "Que yo sepa estoy en un nicho y cuando la mala vibra viene de tan poquita gente y con clara intención de hacer daño, no se puede generalizar, y más cuando son utilizadas algunas personas y algunos medios para crear esa mala vibra, entonces yo me voy más por la buena fe que por la mala. Hay quienes les gusta más destruir, pero es precisamente porque no puden ser exitosos y triunfadores". 

[ntx][foto:EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×