México 4-2 Ecuador… Voltereta de corazón y amígdalas

En un partido que fue muy difícil, la Selección Mexicana dio un mal primer tiempo, tuvo problemas para desarrollar su futbol pero encontró su mayor cuota de goles en el año y le dio la vuelta al...
En un partido que fue muy difícil, la Selección Mexicana dio un mal primer tiempo, tuvo problemas para desarrollar su futbol pero encontró su mayor cuota de goles en el año y le dio la vuelta al marcador para derrotar 4-2 a un molesto Ecuador.
 En un partido que fue muy difícil, la Selección Mexicana dio un mal primer tiempo, tuvo problemas para desarrollar su futbol pero encontró su mayor cuota de goles en el año y le dio la vuelta al marcador para derrotar 4-2 a un molesto Ecuador.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio McAfee, Oakland, California.28 de Marzo ante un lleno total

  • Faltó futbol, pero llegaron los goles y se entregó el corazón
  • El "Bofo" en grande, puso tres cuartos del tercero e hizo el cuarto

En un partido que fue muy difícil, la Selección Mexicana dio un mal primer tiempo, tuvo problemas para desarrollar su futbol pero encontró su mayor cuota de goles en el año y le dio la vuelta al marcador para derrotar 4-2 a un molesto Ecuador.

Este Tri está demostrando que pase lo que pase y juegue cómo juegue siempre dejará el corazón en la cancha, con gran coraje y matándose por conseguir la victoria. Esto viene provocando una gran identificación con la afición que, sin lugar a dudas, es el principal objetivo de cualquier Selección Nacional.

A pesar de que México anotó antes del minuto de juego con un gol de Palencia, Ecuador acaparó la pelota y con fortaleza física desplazó al medio campo del Tri que hoy flaqueó con Galindo y López; el equipo ecuatoriano se llegó a poner al frente 1-2 y por momentos provocó preocupación en el equipo mexicano. Sin embargo, Hugo hizo los cambios pertinentes, revolucionó al equipo y con una gran noche de Adolfo Bautista, el Tricolor logró una voltereta emotiva.

Así, la Selección Mexicana liga tres victorias en la era Hugo Sánchez luego de perder su primer partido ante Estados Unidos, teniendo una durísima prueba que dejó muchas enseñanzas para el técnico, los jugadores e incluso el Preparador Físico.

No olvidemos que Ecuador es rival del Tri para la Copa América, así que esta victoria tiene connotaciones aún más importantes.

ASÍ SE PARÓ EL TRI

Con seis modificaciones con respecto al partido pasado se presentó el Tri en el McAfee. El clásico 4-4-2, presentaba a Ochoa en el arco, Osorio como lateral derecho Márquez y Magallón como centrales y Oscar Rojas por la lateral izquierda. En la contención Gerardo Galindo e Israel López con Guardado como volante-extremo por izquierda, Arce suelto como medio mixto, Palencia como un delantero que llegaba de atrás y Borgetti en punta.

PRIMER TIEMPO

El inicio para México no pudo ser mejor. En la primera jugada, Israel López cedió para Paco Palencia quien controló, al querer tocar se le quedó corto el balón pero totalmente a modo para sacar un disparo cruzado desde el borde del área, totalmente sorpresivo y pegado al poste a la derecha del portero Aragón para marcar el 1-0 antes de cumplirse el primer minuto de juego.

Por cierto, Palencia no anotaba con el equipo Tricolor desde el 19 de Junio de 2004 cuando el Tri goleó en la eliminatoria 0-10 en casa de Dominica. Este fue el onceavo tanto de Paco con el equipo nacional.

El gol obligó a Ecuador a buscar la pelota, trabajar el juego, intentar tocar y proponer. México empezó bien plantado, con buena marca y con la ventaja de poder encontrar los espacios en el contragolpe, pero fue perdiendo el medio campo.

Al 11’, Ecuador armó una buena jugada por derecha que trajo un buen centro de Ulises de la Cruz que le quedó bien a Tenorio frente al arco, pero el remate de este se fue por encima del arco. Al 17’, Ecuador volvió a tocar la puerta pero una gran atajada de Ochoa evitó que el disparo de Felipe Caicedo se metiera al ángulo.

El juego era una buena prueba para el Tri que probaba variantes, podía saber lo que era jugar con y sin la pelota pues el manejo del esférico de los ecuatorianos era bastante insistente. Así, ya para el minuto 20 el equipo mexicano había encontrado que debía apretar el medio campo, trabar un poco el juego y evitar ceder tanto en la posesión de la pelota

El equipo de Hugo Sánchez no renunciaba a salir jugando, pero cuando Rafa Márquez u Osorio tenían la pelota, de inmediato llegaba una presión fuerte de los delanteros ecuatorianos y esto ocasionaba que viniera el trazo largo, dividiendo la pelota, pero era muy difícil para los medios mexicanos, hoy de tamaño compacto, ganarla ante la fortaleza física de los rivales.

Así se desarrolló el partido, parecía que México intentaba aguantar un poco para apretar en el segundo tiempo, a diferencia de los duelos anteriores donde la primera mitad había sido de mucho más ritmo teniendo que bajar en el complemento.

Al 39’, por un exceso de confianza de Rafa Márquez, Tenorio tuvo la oportunidad de disparar desde el borde del área, pero todo quedó sólo en un susto y una llamada de atención de Memo Ochoa al Capitán mexicano que como pocas veces, sufría con la presión de los delanteros rivales. México respondió con una jugada a balón parado en la que Jared bajó y retuvo la pelota para que Arce terminara la acción con un disparo raso, sin mucho ángulo, a la ubicación del portero Aragón.

Sin embargo, justo antes de terminar el primer tiempo, Ecuador tomó mal parada a la zaga verde en un balón perdido por la media mexicana. Tenorio recibió un gran pase filtrado, se llevó con gran potencia a Rafa Márquez y definió tocando suave a la izquierda de Ochoa que alcanzó a rozar pero no a tapar. Fue el 1-1 al 43’.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria, Hugo mandó al campo al tridente chiva de ataque conformado por Adolfo Bautista, Alberto Medina y Omar Bravo en sustitución de Palencia, Arce y Borgetti respectivamente.

EL Tri mejoró en la profundidad, buscó mejor las espaldas de los rivales y comenzó a buscar más las bandas. Se comenzó a jugar más rápido y el Tri replegaba y desplegaba mejor que Ecuador que le costaba atacar con muchos hombres aunque seguía ganando el medio campo por físico y ahí lograba una importante ventaja. Además, el primer aviso fue ecuatoriano con un balazo lejano de Castillo que Ochoa atajó con algunos problemitas aunque la pelota le iba al centro.

Al minuto 56, en una jugada a balón parado, Edison Méndez centró, Borja aprovechó que la zaga mexicana se durmió y remató anticipándose por mucho; la pelota pegó en la base del poste y le cayó a Geovanni Espinoza quien empujó ante marco abierto para el 1-2.

Sin embargo, poco a poco el Tri llegaba mejor y al 59’ armó una buena jugada con centro de Guardado desde la izquierda fue cabeceado por Omar Bravo bien, al contrapié del portero, pero la zaga salvó en la línea, todavía el rebote le cayó al "Venado" quien le pegó pero ahora la pelota fue desviada por el arquero.

El empate mexicano llegó al 54’ en una jugada a balón parado; Márquez peinó y Magallón remató a quemarropa mandando la pelota a las redes, pero ligeramente adelantado por lo que la jugada fue bien anulada por el Asistente 2.

México insistía, ahora sí jugaba mejor y aunque nunca dejaba de sufrir para ganarle a los fortísimos ecuatorianos, lograba con mucho trabajo, llegar al área rival. Así llegó un tiro libre al 73’ que tras una finta de Pineda cobró potente Rafa Márquez y el arquero no pudo reaccionar aceptando el 2-2 raso y pegado al poste a la izquierda del Aragón.

Sin duda, Hugo Sánchez había mejorado al equipo con los cambios. El partido tan difícil requería modificaciones, mucho corazón y un par de amígdalas para ganarlo… pero también paciencia. El equipo Tricolor utilizó todas estas cosas para superar un partido en el que no estaba logrando un futbol excelso.

Y además… comenzó el show del "Bofo" que venía fino y les metía la pelota a todos los huecos posibles a los centrales gigantes de Ecuador. Pero al minuto 84’, el "Bofo" tomó el balón en la derecha del área y con la marca soplándole el cuello se dio la vuelta, resistió un jalón de camiseta, se puso en las narices del portero y tocó para Omar Bravo que no tuvo más que empujar, paradito a un metro del arco para el 3-2 y una voltereta que cautivó al McAfee que aulló de felicidad.

Tres minutos después, Omar Bravo entró por la derecha a un buen pase filtrado y centró preciso para regresarle la cortesía a Bautista que remató de cabeza cruzando bien para el 4-2 que fue apoteósico, considerando lo difícil que le había sido al Tricolor el duelo, y que no se estaba jugando el futbol que se tenía planeado.

Así terminó el juego; el Tri se gana a su afición con un corazón verde gigante, demostrando que están dispuestos a partirse el alma para sacar triunfos en cualquier duelo y bajo cualquier circunstancia.

ARBITRAJE

Malo de Baldomero Toledo, sumamente impreciso en las faltas, marcando muchas infracciones inexistentes para ambos lados. El segundo gol ecuatoriano viene de un tiro libre en una falta inexistente y luego le regaló varias jugadas a balón parado a México. Esto provocó que abundaran los clavados aunque el duelo no se excedió en violencia.

[mt][foto: D.Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×