La Sub-17 inicia su eliminatoria en Honduras

"Yo necesito un grupo que trabaje bien internamente, que se soporte y se ayude, se toleren, se alienten y se admiren, esos son los jugadores que a mí me gustan, ser amigos y personas, después que...
 "Yo necesito un grupo que trabaje bien internamente, que se soporte y se ayude, se toleren, se alienten y se admiren, esos son los jugadores que a mí me gustan, ser amigos y personas, después que sean  futbolistas".

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPO3 de Abril de 2007

  • Confía en el trabajo de sus muchachos

"Yo necesito un grupo que trabaje bien internamente, que se soporte y se ayude, se toleren, se alienten y se admiren, esos son los jugadores que a mí me gustan, ser amigos y personas, después que sean  futbolistas".

Las vacaciones y el recreo del Director Técnico, Jesús Ramírez, y los 20 jugadores de la Selección Mexicana Sub-17, terminaron.

Ha llegado el momento de poner en práctica todo lo que se planeó y se trabajó desde el año pasado para llegar a la eliminatoria de CONCACAF Sub-17 en Honduras, sin especulaciones, sin presión pero con el compromiso de conservar el Campeonato conseguido en Perú 2005.

Tres pruebas tendrán los nacionales que ya se encuentran en Tegucigalpa, para construir el momento en que se escriba el nombre de México en la lista de los que participarán en el Mundial que se llevará a cabo en la República de Corea a partir del 18 de Agosto.

El Tricolor quiere el título una vez más, pues ya probó las mieles del éxito, mañana con nuevos talentos futbolísticos y humanos, México abre su participación en Tegucigalpa, ante El Salvador.

¿Podrán repetir México la hazaña de Perú? El Director Técnico Nacional quiere comprobar que sus muchachos no son parte de una generación espontánea, sino el producto de años de intenso trabajo.

COMENZAR DE CERO

Brasil, Italia, Alemania, Uruguay y  Argentina, son selecciones a las que uno está acostumbrado a llamar como "Grandes", lo cual en el mundo futbolístico otorga un estatus importante y causa orgullo entre los jugadores.

Al citar a estos países, no sólo se pronuncia su nombre, también se hace referencia a toda su historia.

La Selección Sub-17 quiere tener ese honor y trabajar fuerte para lograrlo, sin embargo Jesús Ramírez está convencido de que todavía no se ha ganado nada y que lejos de pensar que el título del 2005 le dará ventaja sobre sus rivales, la clave está en comenzar otra vez de cero.

"No tenemos nada ganado, ninguna ventaja respecto a otro país, ni ahora en la eliminatoria, otra vez comenzamos de cero con estos jugadores que convoqué y que quieren escribir su historia. La diferencia en los procesos (Sub-17 2005 y Sub-20) es que ahora tengo una base de datos muy importante que nos muestra lo que nos dio éxito en el pasado, entonces hay que hacerlo mínimo, igual o mejorarlo".

Jugadores como César Villaluz, Patricio Araujo, Giovani dos Santos y Carlos Vela, seleccionados Sub-20, han aceptado que el futbol y los rivales evolucionan con la edad, convirtiéndose en adversarios más y mejor preparados. Es por ello que en cada grupo que dirige Ramírez, se mantiene una actitud abierta hacia el aprendizaje en cada práctica y encuentro.

La nueva generación de tricolores Sub-17 ya cuenta con la filosofía del éxito personal y en conjunto con base en el trabajo, el talento, la decisión y la confianza en el dicho que reza: “Querer es poder”.

"Comencé a buscar tres jugadores por posición, también había que contemplar las lesiones, la baja de juego, había que asegurar jugadores excelentes que estuvieran ahí".

"Ya con los jugadores en la mente, hice concentraciones y ahora en el trabajo previo al viaje a Honduras, me metí mucho en el asunto de las dinámicas de integración para que se conocieran, en los duelos de eliminatoria comprobaremos una vez más si el método funciona o no".

¿QUÉ LE LLENA EL OJO AL ESTRATEGA DEL TRI?

Si la mente, el corazón y el espíritu del jugador están vacíos, el talento para jugar al futbol queda en segundo plano.

Jesús, fiel a sus conceptos de aplicación mental, sabe cómo mirar y descubrir la calidad moral de las personas, y esa es la mayor premisa que impera en su grupo de trabajo: el valor del ser humano.

"Primero veo el aspecto futbolístico, fue muy importante para mí elegir buenos jugadores que me gustaran. Después trabajamos con ellos para conocerlos como personas, qué piensan, qué anhelan, qué desean".

"Para mí eso es fundamental. Para mí un elemento que juega bien, está bien, pero no es el que va a jugar, para mí participa el que realmente quiere jugar. Hubo muchos chavos que lo hacían bien, pero nada más, no había compromiso, interés por mejorar, anhelos, que cumplir".

"A mí me interesa el jugador que sea buena persona, que trabaje armónicamente porque eso es lo que un grupo necesita. Son muchos días de convivencia y si no eres tolerante y buena persona, si sólo piensas en ti y te vale lo demás no me sirves".

Tolerancia, compañerismo, amistad, cariño y apoyo desde el utilero hasta el técnico, esos sentimientos deben fluir las 24 horas del día en el grupo de Chucho para que todo marche bien, y eso no es cuento, ya que fue precisamente ese ambiente el que impulsó a su equipo a obtener el trofeo en Perú.

Por fortuna, Ramírez ha encontrado dichas características en la gran mayoría de juveniles que ha conocido. Los que viajan en esta ocasión y los que quedaron fuera de la lista, quienes saben que tienen la puerta abierta y muchas posibilidades de ser convocados en el futuro.

Jesús aclara que hoy ha encontrado en todos ellos el talento y la excelencia humana, pero no puede llevarlos a todos aunque quisiera. Esto lejos de desmotivar a los mexicanos, debe ser una motivación para mejorar y desbancar limpiamente, a quien le toque el turno.

"Los que queden fuera tienen que ser los primeros fans para echarnos porras para clasificar al Mundial, porque eso abre de nuevo las puertas para estar en la Selección. Tal vez hoy no están en Honduras, pero pueden estar para Corea".

"Uno nunca sabe, hay que mejorar siempre porque aquí estará el que mejor esté en el momento y trato de ser lo más honesto posible en ese aspecto con base a lo que yo busco y me gusta en el grupo. Hay que trabajar para que todo suceda".

Todos deseamos que la hazaña se repita, que se hable de estos chicos y de su calidad como personas y como futbolistas.

¿Se repetirá la hazaña? Hay que ser pacientes y acompañar a esta Selección Sub-17 que ante El Salvador, Haití y Honduras, deben dejar en claro que el Campeón está listo para ganar, esta vez, en Corea.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×