A México se le exige jugar bonito y ganar

A la Selección de México se le exige ganar y jugar bonito aunque a veces el triunfo es lo único que cuenta, sobre todo en esta Copa de Oro donde ha pasado malos tragos hasta llegar a las Semifinales.
 A la Selección de México se le exige ganar y jugar bonito aunque a veces el triunfo es lo único que cuenta, sobre todo en esta Copa de Oro donde ha pasado malos tragos hasta llegar a las Semifinales.

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Junio de 2007

  • Lo cierto y lo valioso es que México está en Semifinales

A la Selección de México se le exige ganar y jugar bonito aunque a veces el triunfo es lo único que cuenta, sobre todo en esta Copa de Oro donde ha pasado malos tragos hasta llegar a las Semifinales.

La competición de la Copa de Oro ha sido, hasta ahora, paradigmática para México y su técnico Hugo Sánchez porque no se han logrado el funcionamiento ni los resultados espectaculares que se desean, pero con destellos individuales, han llegado a la ronda de Semifinales.

Las críticas son contundentes y apuntan directo a la cabeza al considerar que a México le ha faltado dirección técnica y trabajo de conjunto como se ha visto en la pobreza de juego de los primeros cuatro partidos.

La opinión es unánime en el sentido de que México ha dejado mucho que desear en términos futbolísticos en sus primeros cuatro partidos oficiales con Hugo Sánchez: ante Cuba, (2-1), Honduras (1-2), Panamá (1-0) y Costa Rica (1-0 en la prórroga).

Pero a trompicones, gotas de futbol o destellos individuales, lo cierto y lo valioso es que México está en Semifinales y se prepara a medirse ante la Selección de Guadalupe, isla del caribe bajo administración francesa y con el euro como moneda oficial.

La victoria con poco juego contrasta con las múltiples ocasiones en las que México ha puesto el futbol, ha hecho todo el gasto y dado el espectáculo para al final sucumbir, por ejemplo ante Estados Unidos, una Selección que parece tenerle tomada la medida.

El equipo de Estados Unidos es un ejemplo perfecto de rival para la disyuntiva mexicana de agradar y dar un fantástico partido o vencer, simple y sencillamente vencer, sin que importe si juega o no juega bien.

Las explicaciones y justificaciones sobre el rendimiento del equipo le corresponden a Hugo Sánchez, el seleccionador que se ha prometido buenos resultados y ha hablado de las necesidades de ganar partidos, aunque todo ello sin usar la palabra obligación.

Qué puede esperarse de un partido como el del jueves entre México y Guadalupe en Chicago (Illinois, Estados Unidos), salvo el triunfo sobre un rival que ha sorprendido con un gran nivel en esta Copa de Oro, por más que todos quisieran ver una goleada.

En su primera participación en la Copa de Oro, Guadalupe llegó por invitación y sorprendió al eliminar a Honduras, que junto con Panamá han sido los equipos que han mostrado un mejor juego.

Honduras se confió demasiado en la posible "novatada" de Guadalupe y se encontró con dos goles en su contra después de haberse jugado sólo 21 minutos de la primera parte.

Esos dos goles destrozaron por completo la concentración de los jugadores hondureños que aunque tuvieron todo el tiempo para remontar el marcador, no pudieron lograrlo y evitaron así la Semifinal esperada Honduras contra México.

Si México supera a Guadalupe llegará a la Final de la Copa de Oro ante un rival que puede ser Canadá o Estados Unidos, y todos esperan que sea Estados Unidos para medir y cuantificar el nivel real de México, aunque no serán pocos los que prefieran una victoria por encima de una sinfonía de futbol.

[EFE][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×