Así lo vimos… Análisis del Tri ante Honduras

Con una sufrida victoria 2-1 ante Honduras, basada en individualidades y un sistema táctico básico, el Tri ganó tal y como se esperaba su primer partido de la Fase de Grupos de la Eliminatoria...
Con una sufrida victoria 2-1 ante Honduras, basada en individualidades y un 
sistema táctico básico, el Tri ganó tal y como se esperaba su primer partido de 
la Fase de Grupos de la Eliminatoria Mundialista que significó un apresurado 
debut para Sven-
 Con una sufrida victoria 2-1 ante Honduras, basada en individualidades y un sistema táctico básico, el Tri ganó tal y como se esperaba su primer partido de la Fase de Grupos de la Eliminatoria Mundialista que significó un apresurado debut para Sven-  (Foto: Omar Martínez, Notimex)

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 20 de Agosto de 2008

  • Así, como fue, se esperaba
  • El equipo en conjunto alcanzó apenas un 6.5, pero individualmente destacaron varios

Con una sufrida victoria 2-1 ante Honduras, basada en individualidades y un sistema táctico básico, el Tri ganó tal y como se esperaba su primer partido de la Fase de Grupos de la Eliminatoria Mundialista que significó un apresurado debut para Sven-Göran Eriksson en el banquillo mexicano.

Eriksson presentó un 4-4-2 sin tiempo para preparar nada sofisticado. Fue un parado sencillo, dejando a los jugadores ciertas libertades para buscar sociedades y combinaciones entre dos o tres jugadores que se conocieran, y así provocar chispazos de calidad. Quería Sven que se juntaran Gio y Vela con Arce alimentándolos, Salcido y Guardado por izquierda, y que atrás, Márquez y Magallón tuvieran a Osorio como un apoyo firme en la marca.

Si bien el técnico sueco desea un Tri con poco toque y mucha velocidad, para eso se requiere bastante tiempo de entrenamiento, muchísima precisión y movimientos estudiados, algo que obviamente no se dio en este juego. Vimos hoy a una Selección que tocó bastante, en muchas ocasiones de forma lateral, que buscó, que trabajó y que con una propuesta obligada, tentó el error del rival como principal argumento después del minuto 15.

Lo mejor de México fue el inicio, donde aprovechando el pánico escénico de Honduras logró jugar a velocidad y Giovani encontró la manera de tener un poco la pelota por derecha, algo que no se repitió después. Arce sigue siendo fundamental en cualquier circunstancia del equipo y entiende los momentos para ser un perro de presa o bien un fino medio de ataque. Guardado tiene la calidad necesaria para generar solo o acompañado por Salcido en la banda izquierda.

Después Honduras se asentó y con básicos argumentos de marca para ensuciar el medio campo, convirtió en intrascendente el dominio mexicano y logró lo que buscaba, un tiro libre para mandar la pelota al fondo.

Y entonces el escenario fue justo el que buscaba le visitante, ahí vimos lo que ocasiona el poco tiempo de entrenamiento del Tri y sin dejar de tener el balón, el equipo de Eriksson tuvo que trabajar muchísimo para encontrar la mínima profundidad. Desapareció Gio, Vela no podía más que entrar al choque, y Guardado y Pavel buscaban tirar centros a como diera lugar, que si bien encontraban compañero, no tenían un especialista que los convirtiera en goles.

Futbolísticamente debemos entender que dando como un hecho que México no lució un juego con argumentos de conjunto, Eriksson acomodó en el campo a jugadores que por su calidad, lograban un dominio sobre el rival, disfrazando un poco las carencias aunque sin la posibilidad de movimientos, enroques o jugadas que rompieran marcas y que requieren tiempo de entrenamiento y asimilación de un sistema.

En el segundo tiempo el juego se abrió muy rápido, ambos equipos se partieron un poco y los espacios fueron un riesgo que debió correr el equipo mexicano. El cambio para que entrara Cuauhtémoc parecía tardarse en llegar pero al final fue suficiente tenerlo en los últimos 20 minutos, y no porque diera un partidazo, sino simplemente porque su presencia genera angustia en el rival y dos jugadas de rutina para él, generaron indirectamente las acciones de los goles. Primero con un pase que trajo el rebote para el 1-1 y luego sacando una falta para el tiro libre del 2-1.

En conjunto el equipo mexicano alcanza sólo un 6.5 de calificación, aprobando porque se adaptó a las circunstancias que vivía y no se metió en mayores vericuetos.

Veamos al equipo individualmente. Oswaldo poco pudo hacer, el gol fue imparable pues el balón bajó muy rápido y lo demás, fue de rutina. Rafa Márquez fue clave ya que sin estar al 100 por ciento por venir de Pretemporada, tiene la clase para aportar mucho con la pelota en los pies, para estrellar un cabezazo en el poste y para provocar que el equipo se pare 15 metros más adelante. Por ahí se llevó un buen susto cuando perdió un mano a mano con Suazo, pero lo salvó el árbitro. Magallón a su lado fue un complemento inteligentísimo y Osorio, aunque no se vio mucho en cámara, logró ocupar y cerrarle espacios al rival. Por la izquierda Salcido cumplió siendo el lateral con responsabilidad de atacar, pero estuvo impreciso en los centros.

En el medio campo Leandro y Pável derrocharon experiencia, aunque Augusto tuvo algunas imprecisiones al no conocer los movimientos de sus compañeros y cometió faltas innecesarias como la que trajo el tiro libre para el gol hondureño. Pável, simplemente fue el salvador del Tri y de Eriksson con un golazo en el momento en que México ya comenzaba a desesperarse y veía cerca el segundo; luego, con un recurso muy suyo logró el gol del triunfo.

Arce muy bien, entendiendo (como ya comentamos), siendo muy táctico e inteligente. Guardado como siempre desequilibrante y hábil, aunque no le remataron bien sus centros y luego Salcido lo aplastó un poco en el segundo tiempo.

Al frente, Gio y Vela serán criticados de más, pero hay que comprender que son jugadores que por su juventud y sus posiciones, dependen mucho de un buen funcionamiento en conjunto, algo que hoy no sucedió. Gio demostró que puede desequilibrar en los primeros minutos, pero luego fue víctima del equipo. Vela tuvo que recurrir al choque, recibió y cometió muchas faltas, pero poco pudo hacer con claridad.

Los cambios, normales, pacientes (tal vez demasiado). El Guille no anduvo y Bravo no pudo mostrarse.

Ahh y claro, para la afición "un 10 libre de cualquier duda". Quedó demostrado que desde la tribuna, 100 mil personas también ganan algunos partidos.

ASÍ LO VIMOS… ANÁLISIS HOMBRE POR HOMBRE

EL TRI ANTE HONDURAS JUGADOR/MINUTOS JUGADOS ASÍ LO VIMOS CALIFICACIÓN

1. Oswaldo Sánchez/90';

El gol imposible; lo demás, rutina 7 5. Ricardo Osorio/90'; Sin cámara pero muy útil 6.5 4. Rafael Márquez/90'; Clave con la pelota 7.5 2. Jonny Magallón/90'; Nivel europeo 7 3. Carlos Salcido/90'; Fue salida pero un poco impreciso 6.5 8. Pável Pardo/90'; ¡Thank you Pardou! 8.5 12. Leandro Augusto/90'; Cumplió solamente 6.5 18. Andrés Guardado/90'; Tuvo chispa... no le concretaron 7 15. Fernando Arce/70'; Entiende todo... Inteligente 7.5 17. Giovani/56'; Víctima del equipo 5 11. Carlos Vela /60'; Carrito chocón 5.5 14. Guillermo Franco/56'; No anduvo 4 9. Omar Bravo/30'; Transparente 5 10. Cuauhtémoc/20'; Con el puro miedo 7 Sven-Göran Eriksson  [DT] Básico... Ahh y mándale flores a Pavel 5.5

[mt][foto: O.Martínez/MEXSPORT][r/wago]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×