EU 2-0 México... Derrota, Rafa expulsado y la misma impotencia

En un duelo que en un inicio hizo soñar a los aficionados mexicanos pero que acabó de fea forma para todos los de verde, México perdió 2-0 en su visita a los Estados Unidos en la Jornada 1 del...
 En un duelo que en un inicio hizo soñar a los aficionados mexicanos pero que acabó de fea forma para todos los de verde, México perdió 2-0 en su visita a los Estados Unidos en la Jornada 1 del Hexagonal Final rumbo a Sudáfrica 2010.  (Foto: Jorge Reyes, Notimex)

.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Columbus Crew, 11 de Febrero de 2009

  • Adivinen qué... Márquez agredió y se fue expulsado
  • Oswaldo había sacado varias y se comió el segundo

En un duelo que en un inicio hizo soñar a los aficionados mexicanos pero que acabó de fea forma para todos los de verde, México perdió 2-0 en su visita a los Estados Unidos en la Jornada 1 del Hexagonal Final rumbo a Sudáfrica 2010.

El Tri jugó bien en el primer tiempo, sin embargo la lesión de Castillo y un error en la marca que trajo el primer gol norteamericano, le impidieron un mejor panorama a los nuestros. La segunda mitad fue caída libre, la impotencia invadió al Tri y tras una falta sobre Gio que no vio el árbitro, Rafa para variar se hizo expulsar y Oswaldo, que había sacado dos imposibles, se comió con un osote gigantesco el 2-0 en el último minuto.

El planteamiento de Sven era una buena idea, pero la lesión de Nery, la extraña y nunca vista imprecisión de Pável Pardo, la falta de cohesión y jugadas preparadas más la ausencia de un delantero que además de luchar meta goles, dieron al traste con cualquier intento de nueva estrategia.

El resultado tal vez era previsible, pero lo que no queríamos ver era la misma historia, los mismos miedos e impotencia en los jugadores mexicanos que parecen muy débiles psicológicamente ante un equipo norteamericano que, sin hacer nada más que lo mismo de siempre, nos sigue "sorprendiendo" y exhibiendo de forma ridícula. No queríamos ver que, intentando no caer en lo mismo, acabaramos igual que siempre.

Con esto, Estados Unidos toma la cima del torneo con 3 puntos y México se queda sin unidades, esperando que la localía lo haga fuerte.

ASÍ SE PARÓ EL TRI

De cierta manera sorprendió la alineación de Eriksson. El 4-4-2 esperado se cumplió, pero de una forma distinta a la esperada en el medio campo y la delantera. Abajo no hubo nada nuevo, Oswaldo en el arco, Osorio por derecha, Galindo y Márquez como centrales y Salcido por izquierda. En medio está la osadía de Sven, una doble contención con Pável y Leandro y dos medios extremos como Nery Castillo y Alberto Medina, para dejar en punta a Gio y a Carlos Ochoa, lo que permitía atacar si se quería un tres o hasta cuatro delanteros con sólo un paso en la transición.

EL PARTIDO

Y sí, la alineación de Eriksson sorprendió a Estados Unidos que quiso tomar el control del juego pero muy rápido cayó en imprecisiones, sobre todo en defensa donde hubo confusión en las marcas y cuando México ganaba la pelota, lograba llevarla hasta el área sin muchos problemas.

Las condiciones de la cancha parecieron beneficiarle al equipo mexicano en el arranque y Onyewu iba y venía intentando poner orden, sobre todo después de la primera acción de peligro de los verdes cuando al 3';, armada por Ochoa desde la izquierda. Nery peleó la pelota en el área y entre dos, pudo darle un pase a Gio que disparó pero directo al cuerpo de Howard.

Pero el desajuste norteamericano no duró mucho, para el minuto 11 ya el área mexicana recibía la pelota con angustia aunque sin un remate final que pudiera asustar a Oswaldo que rogaba por calma a sus compañeros. EU pudo entonces jugar más en territorio mexicano y el duelo tomó más tintes a lo esperado, con el Tri buscando velocidad y EU siendo frío y calculador, teniendo la pelota en los pies.

Landon Donovan cobró un tiro libre al 21';, intentando engañar a Oswaldo pegándole a su poste tras un titubeo de Aarón Galindo al regalar un tiro libre, pero la pelota pasó a un metro del poste a la derecha del guardavallas mexicano. El duelo, con las intenciones de cada quien, estaba parejo, peleado, intenso y muy emotivo, con la tribuna metidísima.

Al 26';, Da Marcus obligó a Oswaldo a usar toda su experiencia con un disparo que buscaba bombearlo y que quedó en algo mucho menos peligroso de lo esperado. Pero cuando si de plano el "Corazón Verde" se paralizó por un momento por primera vez en la noche, fue al 30'; cuando un centro pasado desde la izquierda, Donovan le bajó con la cabeza un gran balón a Dempsey que la prendió como venía en el área y Oswaldo, con una impresionante atajada sacó lo que era el gol norteamericano.

Después de esa jugada, Nery Castillo tuvo que salir con una lesión muscular seguramente producto de su inactividad y el intenso frío, dejando su lugar al "Jagger" Martínez que entró a meter duro la pierna y con lo que Gio se echó unos metros para atrás como extremo derecho dejando al recién ingresado en el lugar del "Venado" y a Medina como segundo delantero.

México tuvo una buena al 36';, elaborada con garra, corazón y lucha en el áera que culminó con un disparo cruzado del "Venado" que atajó Howard tirándose sobre su izquierda, pero muy pronto la ventaja la tomaría Estados Unidos en un corner, ese balón parado que siempre les resulta ante México.

El centro del tiro de esquina fue pasado, Rafa Márquez se techó y Donovan inclúso agachándose recentró para Onyewu que ante el arco fusiló con la cabeza, Oswaldo pudo sacar este primer remate pero la pelota quedó a un metro del arco para que Bradley la empujara sin objeción a las redes; fue el 1-0 al 42';. Y aunque México de inmediato puso la pelota en el área rival, al 44'; Beasley casi empuja el segundo cuando entró al área y alcanzó a puntear, pero Oswaldo sacó nuevamente la pelota.

El segundo tiempo, ya con la ventaja de Estados Unidos, representaba un nuevo desgaste para el equipo mexicano, pues ya el obligado no era el local, sino que los verdes debían ir a buscar la pelota mientras los norteamericanos epseraban con frialdad. Hejduk jugaba un partidazo por la banda, Donovan se complacía jalando marca y Bradley era el beneficiado entrando con ventajas. El Tri intenaba saltar líneas, Pável buscaba pases largos pero extrañamente era muy impreciso, en ocasiones por responsabilidad del lanzador y en otras por malos movimientos del delantero. Por ello, al 59'; Eriksson decidió el ingreso de Sinha en lugar de Alberto Medina.

El juego se volvió tenso, los norteamericanos aprovechaban las circunstancias y llenos de oficio en este tipo de encuentros, cortaban las acciones con faltitas constantes.

México rondó el empate en una acción a balón parado que acabó siendo la clave del juego, primero Giovani intentó rematar con el defensa encima jalándolo, él árbitro no marcó penal y la pelota fue a dar a las piernas del "Jagger" Martínez que sacó un tiro-centro; de forma increíble, Gio tirado en el área chica quiso puntear la pelota y la mandó exactamente hacia el lado contrario de donde estaba el arco en una acción digna de una broma. Ahí México se perdió el empate y además, perdió a un hombre, pues en un nuevo rebote, Márquez planchó al portero Howard que atrapó la pelota por lo alto y se ganó la tarjeta roja dejando al Tri con 10 hombres.

Después de ésto, el equipo norteamericano cambió inmediatamente y buscó tener la pelota más tiempo aunque sin lograrlo del todo, y como seguía cortando el juego siempre que podía, dejando a Sinha como un adorno en el campo, realmente las oportunidades de México bajaron exponencialmente.

Y ni modo, parecía que antes de la roja a Rafa el escenario se prestaba para meter a un delantero sacando a un mediocampista, pero ya en desventaja numérica, el ingreso de Omar Bravo se dio por Giovani y México tuvo que mantenerse con Ochoa como única punta y Bravo llegando, bueno, más bien intentando llegar por la banda.

El Tri tuvo 10 minutos de búsqueda fragorosa pero sin armas. Una imprecisión nunca vista invadió a Pável Pardo y en general el equipo mexicano se topaba una y otra vez con la muralla estadounidense sin poder librarla en el último tercio del campo, carente de argumentos, sin opción de jugadas preparadas y con una debilidad tremenda al frente.

El colmo fue ya en el minuto 90 cuando Salcido iba tirando patadas en un contragolpe pero sin poder cortar la acción, la pelota le quedó a Bradley que sacó un disparo sin colocación y con potencia de rutina que se le fue de horrible manera a Oswaldo; con un gigantesco osote después de extraordinarias atajadas, el arquero mexicano decretó el 2-0 final que mata una nueva esperanza verde.

ARBITRAJE

Sólo aceptable de Carlos Batres, iba muy bien hasta que no marcó un jalón sobre Gio en el área, después, en la misma jugada el Asistente 1 no marcó un gigantesco fuera de juego de Giovani que casi significa el gol del empate y tres segundos después, también producto de la misma acción, expulsó bien a Rafa Márquez por una agresión sobre el portero Howard.

[mt][foto: J.Reyes/MEXSPORT][r/wago]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×