Palencia perdió la esperanza y volvió al Tri sin rencores

Han pasado siete años desde el Mundial de Corea-Japón 2002, el tiempo ha sido suficiente para que Francisco Palencia olvide que a su regreso de la justa le reprochó a Javier Aguirre que no hablaba...
Han pasado siete años desde el Mundial de Corea-Japón 2002, el tiempo ha sido suficiente para que Francisco Palencia olvide que a su regreso de la justa le reprochó a Javier Aguirre que no hablaba de frente.
 Han pasado siete años desde el Mundial de Corea-Japón 2002, el tiempo ha sido suficiente para que Francisco Palencia olvide que a su regreso de la justa le reprochó a Javier Aguirre que no hablaba de frente.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El delantero de los Pumas dejó atrás sus problemas con Aguirre

Tiene 36 años pero vive la convocatoria al Tri como si fuera la primera vez. Ríe y disfruta de cada momento como lo haría un joven que apenas comienza a andar su camino en la Selección Nacional. Regresar parecía complicado, su edad y la competencia por un lugar podrían impedírselo, pero Palencia jamás perdió la ilusión, siempre tuvo presente en su mente la idea de ponerse, una vez más, la playera verde. “Soy alguien que nunca perdió la ilusión de estar aquí, creo que el futbolista que pierde la ilusión de llegar a cosas grandes puede ser mediocre y al menos yo no lo soy; así que más que sorprenderme me dio mucho gusto”, fueron sus primeras impresiones de Palencia en su segundo día de entrenamiento con el Tri. El delantero de los Pumas aseguró no estar sorprendido, pues ha trabajado para estar en la Selección Mayor, aunque su convocatoria con Javier Aguirre hace recordar que hace siete años, desde el Mundial de Corea-Japón 2002, Francisco Palencia, a su regreso le reprochó al timonel que no hablaba de frente, porque jamás le dio explicaciones sobre el porqué jugó tan poco tiempo en el Mundial, sólo 21 minutos. “Yo estoy bien, no tengo nada en contra de nadie, lo de Manuel ya pasó hace mucho tiempo y no es bueno desenterrar cosas, fueron momentos de futbol y de ése tema ya se habló, no hay rencor con nadie; y con Javier son especulaciones porque nunca pasó nada. Somos gente honesta capaces de mirarnos a los ojos, y aquí las cosas se dicen de frente, pero problemas no hay”, mencionó. Encontró la maduración y con ello la forma de dejar en el pasado los problemas, quizá en el 2002 hubiera desea tener más tranquilidad tras la frustración de no poder jugar, pero no contó con ella; aunque hoy lo que desea es dejar todo atrás y concentrarse de lleno en la oportunidad que la vida le vuelve a dar. “Evidentemente si no juegas en un Mundial la gente hablará, simplemente no tuve participación en el Mundial y ahora él (Aguirre) quiso llamarme, pero la relación es muy cordial, hablamos después del entrenamiento, hicimos bromas y con Manolo me llevo bastante bien”. Viviendo la concentración como si fuera su primer llamado, disfrutando cada minuto, y cada momento con sus compañeros, Palencia se satisface sabiendo que es parte del equipo que el sábado obtendrá su pase a Sudáfrica 2010, ya después el tiempo dirá si volverá a una justa mundialista o no. “No sé si me llegó tarde o no (el llamado al Tri), pero lo importante es estar preparado para cuando te llegue la oportunidad; además, nadie está seguro en el Mundial, porque no podemos hablar si vamos a vivir, tenemos que vivir el presente y ahora nos toca el Salvador y si se logra calificar para que México vaya al Mundial, no sabemos si vamos a ir, el pasado hay que enterrarlo, el futuro no lo sabemos por eso digo que el presente es un regalo y hay que disfrutarlo”, sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×