Festejo en el Ángel, terminó en desorden

Desde antes de que terminara el encuentro entre México y Uruguay, ya en el Ángel de la Independencia se podía anticipar que iba a haber enfrentamientos.
 Desde antes de que terminara el encuentro entre México y Uruguay, ya en el Ángel de la Independencia se podía anticipar que iba a haber enfrentamientos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • México perdió ante Uruguay, pero se festejó por lograr la clasificación
  • Seudoaficionados pusieron el desorden en el monumento

Desde antes de que terminara el encuentro entre México y Uruguay, ya en el Ángel de la Independencia se podía anticipar que iba a haber enfrentamientos. Primero, un grupo de manifestantes comenzó con el desorden, ya que desde temprano iniciaron con un mítin cerca del lugar, pero de pronto, quisieron ingresar a las faldas del Monumento de la Independencia que fue cercado por los probables festejos de la Selección Mexicana. Los policías que custodiaban al Ángel de la Independencia les negaron el acceso, lo que concluyó en una molestia de los manifestantes que, sin embargo, comenzaron a retirarse del lugar, justo cuando los primeros aficionados al futbol empenzaron a llegar al monumento de Paseo de la Reforma. Aunque México perdió 0-1 ante Uruguay en el último partido del Grupo A de la Copa del Mundo, el Tri consiguió su pase a Octavos de Final, motivo suficiente para que los seguidores aztecas acudieran al Ángel, monumento preferido para este tipo de celebraciones. Ambos grupos se toparon frente a frente sobre Reforma, provocando algunos roces entre ellos y desde ahí la situación comenzó a calentarse, mientras que los policías se mantenían alerta a cualquier desorden. Ya en el Ángel, algunos seudoaficionados aprovecharon la ocasión y comenzaron a aventarse botellas de todo tipo, también rodeaban a las mujeres que caminaban solas por el lugar, intimidándolas, por lo que la gente que sí iba a celebrar, al ver estos actos, optó por retirarse. Las pocas familias que se dieron cita en el Ángel empezaron a desalojar la zona y sólo se quedaron aquéllos quienes comenzaron el desorden y fueron partícipes de él, incluso quisieron ingresar a la glorieta donde está el Ángel, misma que estaba cercada y custodiada por la policía. Uno de los elementos de la Secretaría Seguridad Pública del Distrito Federal trató de calmar los ánimos verbalmente, por lo que dio la orden y otros guardianes del orden arrestaron a un par de jóvenes rijosos, lo que generó que se encendieran los ánimos de más seudoaficionados, por lo que la policía hizo una valla humana y comenzó a desalojar el monumento, que quedó solo y sin festejo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×