Javier Aguirre rompió el silencio

Javier Aguirre reapareció ante las cámaras luego de dejar la Selección Mexicana tras el Mundial de Sudáfrica 2010, donde no logró pasar de Octavos de Final, concedió entrevista en Madrid a la...
Javier Aguirre reapareció ante las cámaras luego de dejar la Selección Mexicana tras el Mundial de Sudáfrica 2010, donde no logró pasar de Octavos de Final, concedió entrevista en Madrid a la cadena Univisión para el programa de Félix Fernández.
 Javier Aguirre reapareció ante las cámaras luego de dejar la Selección Mexicana tras el Mundial de Sudáfrica 2010, donde no logró pasar de Octavos de Final, concedió entrevista en Madrid a la cadena Univisión para el programa de Félix Fernández.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Dio entrevista a Felix Fernández para Univisión
  • No quita el dedo del renglón quiere dirigir en España o Inglaterra
  • Defendió a tricolores por la fiesta

Javier Aguirre reapareció ante las cámaras luego de dejar la Selección Mexicana tras el Mundial de Sudáfrica 2010, donde no logró pasar de Octavos de Final, concedió entrevista en Madrid a la cadena Univisión para el programa del ex portero Félix Fernández.

A pesar de no seguir en el banquillo Tricolor, Aguirre defendió a los seleccionados nacionales que fueron sancionados por participar en una fiesta después del partido amistoso ante Colombia en Nuevo León. "Evidentemente, los que jugamos al futbol sabemos que este tipo de cosas (fiestas) forman parte de la integración", dijo.

El “Vasco” señaló que por el momento no ha parado de viajar, se ha dedicado a estar más al pendiente de su familia en espera de que salga una oportunidad para volver a dirigir, pero en eso sí no da concesiones, quiere regresar a España o ser técnico en Inglaterra, ya que ha tenido otras ofertas pero de equipos que no le atraen.

"No he parado de viajar, tengo tres hijos y los tres estudiando en países distintos, los he llevado a poner departamento como Ander, a Mikel en la Universidad, su dormitorio y ahora me quedo en Madrid donde tengo una semana, viajo de luna de miel en breve al oriente.

"Sin chamba, acaba el Mundial y prácticamente todos los equipos de España e Inglaterra en Primera están ocupados que es donde me interesa dirigir, estaban ya en pretemporada; la mejor decisión era no seguir en la Selección, cerré un ciclo, Justino Compeán lo entendió.

“Era impoisible trabajar este año en Primera División de España e Inglaterra, han habido dos ofertas en Segunda de España, en Arabia Saudita, la selección de Japón y Camerún, Portugal llamó a mi agente en una lista de tres, un equipo de Ucrania y otro de Turquía me buscaron", reveló.

LE QUEDA POCO COMO ENTRENADOR

En dicha entrevista, Aguirre señaló que no se ve ya mucho tiempo en el futbol a nivel dirección técnica, también habló de por qué no aceptó dirigir a la Selección de Japón o a los equipos turcos o árabes que le ofrecieron, dijo que la comunicación directa, en el mismo idioma es muy importante.

"Me queda poco en esta chamba, te haces viejo, vienen fuerte los chavos. Un par de años o tres y plegar velas, retirándome de este negocio. Quiero Inglaterra y sino España que en siete temporadas ya conozco bien. Conozco el sistema, me manejo bien. La prensa la conozco.

"Es importante el idioma, le dije eso a los japoneses. Soy mucho de transmitirle al jugador, de hablar coloquialmente y la traducción no es igual, el traductor no logra permear en el jugador el mensaje. Aunque no es una limitante, si debo ir iré. Igual a Turquía y Arabia si no me sale nada de aquí al Verano en España. Ahora entiendo porque todos están ocupados. Si no hay relevos interesantes me espero al verano y si no me llaman, ya no estoy en la rueda de los técnicos y debo buscar para terminar mi carrera", explicó.

NO CONOCÍA A PROFUNDIDAD A LOS TRICOLORES

Sobre los jugadores que dirigió en el Tri durante el Mundial, Aguirre reveló que no los conocía a profundidad, por ello se rodeó de gente muy cercana al medio mexicano, sus auxiliares Manuel Vidrio y Mario Carrillo, incluso dijo que a Guillermo Ochoa sólo lo conocía por televisión.

"No al dedillo, no había seguido el crecimiento de muchos, tengo memoria selectiva. Me mandan al súper y se me olvida todo. Lo que hice fue rodearme de gente empapada: Mario Carrillo, Manuel Vidrio, recién retirado que jugó contra muchos de ellos; Carrillo preparado y exitoso. Gracias a ellos. La primera convocatoria sin juego fue con chavos que no conocía, nunca había visto a la cara de (Memo) Ochoa, sólo por televisión".

ARREPENTIDO DE LA PATADA A PANAMEÑO

El “Vasco” agregó que durante su proceso en el Tri se arrepintió de la patada que le propinó en la Copa de Oro al panameño Ricardo Phillips, la cual fue criticada en todo el mundo y lo marcó para siempre.

"La patada ante Panamá le dio la vuelta al mundo y le fallé al país con esa conducta. Me arrepentí en su momento, de corazón el efecto y la causa. Fue un antes y después de mi conducta como técnico de la selección. Estaba preocupado en otras cosas y no en lo que necesitaba, que el equipo diera tranquilidad".

CONFIABA EN QUE MÉXICO HARÍA GRAN PAPEL EN SUDÁFRICA

Cuando Aguirre dijo previo al Mundial que el Tricolor haría historia es porque de verdad lo creía, en la entrevista aseguró que confiaba en el gran papel que harían los mexicanos, pero ante Argentina en Octavos de Final el juego se vio marcado por dos accidentes que dieron al traste con todo.

"Creí que verdaderamente este equpo llegaría lejos. Tenía todo. Por eso dije haremos historia. Yo creo que con Francia y Uruguay jugamos igual que el rival. Ni superiores ni inferiores. Uno se ganó y otro se perdió por circunstancias. Con Sudáfrica nos empataron de mala suerte.

"Con Argentina te suceden dos cosas, dos accidentes de trabajo. Uno tuyo, uno de tu jugador y otro del árbitro en un partido trascendental. Estuvimos a punto de darle giro a la historia de México. Un error de ellos y un error del árbitro a nuestro favor y nos ponemos dos a cero. Antes del primer gol hay un tiro de Salcido al palo y una más. Estaba escrito. A lo mejor ese era nuestro nivel. Como técnico no tuve capacidad para cambiar la historia", explicó.

NO QUISO PROFUNDIZAR SOBRE SUS DECISIONES

Sobre por qué eligió a un jugador y no a otro, como en el caso de los porteros, que prefirió a Óscar Pérez como titular en lugar de Guillermo Ochoa, o por la negativa a llevar a Adolfo Bautista, Aguirre se mantuvo como durante todo el proceso, es decir, muy reservado, no quiso hablar de sus decisiones.

"Eso es difícil porque se puede malinterpretar. Llamé a tres porteros y 20 jugadores de campo en función a sus capacidades y en cada partido mandé a los ideales para conseguir la victoria. Lo otro es harina de otro costal, no hay debate.

"Si me pongo a explicar cada cosa que hice se puede malinterpretar, este cuate se está justificando. Consideré 23 para el Mundial y 11 en cada partido en su momento. Tenía mis razones. A cada uno le dices qué hacer en individual y en lo colectivo. En ocasiones das por sentado que conocen el sistema y lo plasman en la cancha. No tiene sentido hablar de ello", señaló.

NO RESPONDIÓ A DECLARACIONES DE CARRILLO

Ahora que su auxiliar durante el Mundial, Mario Carrillo, se ha dedicado a hablar a toro pasado sobre varios puntos internos del Tri, Aguirre prefirió no engancharse, ni responder sobre ello, por ejemplo, en el tema del delantero Guillermo Franco, de quien el llamado “Capello” dijo que estaba lesionado, el “Vasco” dijo que el cuerpo médico siempre estuvo al pendiente de todos y cada uno de los jugadores por lo que desconoce dicha situación.

"Soy responsable de mis palabras y actos. En el caso de los 23 jugadores, a la hora de entrenamientos y partidos tenemos un cuerpo médico que dice si están aptos o no para jugar. Siempre hubo claridad total con el Doctor Gaxiola, siempre pusimos jugadores sanos, si no estaba no jugaba. No era algo que por decreto tenía que jugar zeta o perengano.

“El médico no termina de medir el nivel de dolor o molestia, el único es el jugador y te dice que si puede jugar. El doctor no mide el umbral del dolor. Hay quienes te juegan con esguince de segundo grado en el tobillo y otros que con una ampolla piden el cambio. Esa es la personalidad de cada uno. Nunca puse un jugador que no estuviera al 100", expresó.

ACLARÓ QUE A MÁRQUEZ LE ADVIRTIÓ SOBRE LOS TRES CAPITANES

Ante la molestia, igualmente revelada hace apenas unos días, de Rafael Márquez, quien dijo que se sintió dolido porque a pesar de su trayectoria, Javier Aguirre decidió que hubiera tres capitanes en el Tri, él, Cuauhtémoc Blanco y Gerardo Torrado, el entrenador dijo que eso fue algo que se habló con antelación así que nadie puede sentirse engañado al respecto.

"Desde que llegaron se los dije, senté a los tres y les dije que eran los tres más representativos del técnico en el campo y los de mayor experiencia y los tres me habían manifestado respeto y solidaridad a mi trabajo y persona. No veía en ese momento una diferencia en los tres para lo que quería de ellos y por eso decidí que los tres fueran capitanes. Lo que digo en público es porque lo hablé en privado.

"Respeto mucho a cada quien y cada quien es responsables de sus palabras. Yo soy el responsible de las mías y digo lo que digo ahora. A los tres les dije lo que pensaba de la capitanía.Los tres sabían de la alternancia. Lo sostengo porque así fue entre los cuatro en una sala. Quiero ser congruente".

DEFENDIÓ A SELECCIONADOS POR FIESTA

Finalmente, Aguirre defendió a los tricolores involucrados en la fiesta del 8 de septiembre, la cual se llevó a cabo en el hotel de concentración de la Selección tras el partido ante Colombia en Nuevo León; el “Vasco” dijo que esas situaciones pasan y muchas veces las celebraciones ayudan a hacer un mejor ambiente en el equipo, y ante todo, defendió a estos elementos porque mientras él los dirigió siempre se portaron como profesionales.

"Evidentemente, los que jugamos al futbol sabemos que este tipo de cosas (fiestas) forman parte de la integración de un grupo; una cerveza sin el técnico, incluso sin los utileros enfrente, se vale y se necesita. Como técnico, uno fomenta algo así, un asadito o similar, si vas mal; lo fomentas para que los jugadores se digan sus cosas y retomen el camino.

“Nos tomamos una cervecita y comemos carne asada, y así se han arreglado equipos, y hasta campeonatos; ellos son profesionales de pies a cabeza. Estuve 90 días con ellos y no hubo ninguna indisciplina, te lo aseguro”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×