El Tri tuvo un resguardo involuntario

Este día, la Selección Mexicana de futbol salió del hotel de concentración rumbo al entrenamiento, resguardado por una patrulla que se encargó de limitar la zona por donde pasarían.
Este día, la Selección Mexicana de futbol salió del hotel de concentración rumbo al entrenamiento, resguardado por una patrulla que se encargó de limitar la zona por donde pasarían.
 Este día, la Selección Mexicana de futbol salió del hotel de concentración rumbo al entrenamiento, resguardado por una patrulla que se encargó de limitar la zona por donde pasarían.  (Foto: Sergio Álvarez Reiset)
Nueva Jersey, Estados Unidos -
  •  La Selección Mexicana fue resguardada en algunos momentos por la policía local en su camino al entrenamiento

Ni era para tanto, es más, ha habido peores ocasiones y ni así. Este día, la Selección Mexicana de futbol salió del hotel de concentración rumbo al entrenamiento, resguardado por una patrulla que se encargó de limitar la zona por donde pasarían. Debido a que se había anunciado que la práctica sería a puerta cerrada y no habría acceso a información durante el día, varios representantes de los medios de comunicación siguieron el autobús del Tri, sin embargo, la patrulla únicamente los escoltó por algunas cuadras y después los dejaron solos. Favor de actualizar flashplayer

Finalmente, luego de una entretenida persecución a alta velocidad, llena de acelerones y sorpresivos cambios de ruta, como queriendo despistar al “enemigo”, el camión de la selección arribó a Kean University. Ya en el lugar, se anunció que sí se permitiría el acceso, incluido un grupo de aficionados costarricenses. El personal de comunicación de la FMF explicó que en ningún momento se había solicitado el apoyo de los uniformados, sino que fue la administración del hotel sede del equipo quien había pedido a las autoridades que se mantuvieran pendientes. El regreso del equipo tricolor a su hotel de concentración fue mucho más tranquilo, aunque los volantazos del chofer no dejaron de presentarse. Una vez más, el grupo de aficionados mexicanos estuvo pendiente de la llegada del equipo para robarles autógrafos y fotografías. Fue un día con algunos contratiempos pero aparentemente y luego de varias charlas, parece que ya no habrá más policías persiguiendo a la Selección Mexicana antes de su partido del sábado contra Guatemala correspondiente a los Cuartos de Final de la Copa Oro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×