Raúl Gutiérrez, ante la presión del glorioso pasado

Raúl Gutiérrez será el hombre al que los reflectores alumbren cuando el Tricolor mueva el balón en el Mundial Sub 17. El estratega tendrá la misión de llevar al equipo hasta una final soñada en el...
 Raúl Gutiérrez será el hombre al que los reflectores alumbren cuando el Tricolor mueva el balón en el Mundial Sub 17. El estratega tendrá la misión de llevar al equipo hasta una final soñada en el Estadio Azteca para repetir la alegría más grande.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El ‘Potro’ tendrá los ojos del país entero que espera lo ocurrido en Perú 2005
  • Es el primer reto que Raúl Gutiérrez enfrentará como Director Técnico

Raúl Gutiérrez será el hombre al que los reflectores alumbren cuando el Tricolor mueva el balón en el Mundial Sub 17. El estratega tendrá la misión de llevar al equipo hasta una final soñada en el Estadio Azteca para repetir la alegría más grande que ha tenido el futbol mexicano, la de ser campeones del mundo.   Ser anfitrión le imprime una presión extra a un equipo que ha demostrado su calidad en sólo una ocasión bajo el mando de Jesús Ramírez en el 2005.   Por eso, el andar del ‘Potro’ Gutiérrez tendrá que ser certero, pues aunque ganar la Copa no garantiza un futuro exitoso, se convierte en un punto valioso en su currículo para seguir en el camino del futbol profesional.   La historia dicta que al menos cinco de los timoneles que han dirigido a la Sub-17 en un Mundial tienen o tuvieron cabida en la Primera División del futbol mexicano y hasta en el extranjero. Jesús Del Muro dirigió a Toluca entre el 72 y 73, al Pachuca 73, al Jalisco en la temporada 1974-75 y finalmente al Cruz Azul; Juan Manuel Álvarez entrenó al Guadalajara, Toluca, Celaya, Cruz Azul, Morelia, Necaxa, Jaguares y hasta al Saprissa de Costa Rica; mientras que Jorge Valtonra hizo lo propio con Santos.   Los que se mantienen vigentes son José Luis el ‘Güero’ Real con las Chivas y Jesús Ramírez quien estuvo por dos torneos con el América sin pena ni gloria.   Las historias de de los entrenadores mexicanos en un Mundial Sub-17 comenzaron en China 1985, cuando Roberto Rodríguez dirigió al combinado mexicano con muy poco éxito. En la primera competencia de la categoría avalada por la FIFA, el Tri sólo jugó la primera ronda al terminar con un partido ganado, uno empatado y uno perdido para apenas alcanzar el tercer lugar de grupo.   Dos años más tarde, Jesús del Muro tomó las riendas del combinado infantil. El estratega mexicano tampoco pudo hacer mucho en Canadá 1987 y cosechó un tercer lugar de grupo con los mismos resultados que en el Mundial anterior y eliminado apenas en la primera fase.   Luego de ausentarse de una edición, México regresó para Italia 1991 con Juan Manuel Álvarez al mando. El técnico mexicano puede presumir de ser el único que dirigió dos Copas del Mundo de la categoría con el Tri, pues a pesar del último lugar en su primera participación con un ganado y dos perdidos, también dirigió en Japón 1993, en donde apenas llegó al tercer lugar de su sector para irse por la puerta trasera.   Para 1997 en Egipto, Jorge Vantolra fue el estratega encargado de comandar al Tricolor y de nueva cuenta el fracaso apareció. México con hombres como Jesús Corona, Fernando Arce y Óscar Mascorro no pudo superar la ronda de grupos y quedó en la tercera posición. José Luis Real, ahora técnico de Chivas tomó el banquillo en el proceso Nueva Zelanda 1999 y consiguió meterse en Octavos de Final por primera vez en la historia. Con jugadores como Aarón Galindo y Cirilo Saucedo, el ‘Güero’ cayó ante Estados Unidos 3-2, pero con la satisfacción de estar entre los mejores 16 del orbe.   Tras no avanzar al Trinidad y Tobago 2001, se decidió traer de Argentina a Humberto Grondona para comandar las inferiores del Tri e hizo su aparición en Finlandia 2003 para clasificarse a Octavos de Final por segunda ocasión en un Mundial, aunque el resultado fue el mismo al quedar eliminados ante los compatriotas del timonel que se fue con más pena que gloria.   Llegó entonces el momento de gloria, aquel con el que todos los aficionados al futbol sueñan en algún momento y que para México parecía imposible de alcanzar. Jesús Ramírez tomó las riendas del proceso que tenía como objetivo Perú 2005 y lo hizo para ganar todo. Con el antecedente de apenas haber superado la primera ronda en dos ocasiones, el timonel mexicano cambió la mentalidad de hombres como Giovanni dos Santos, Carlos Vela y Efraín Juárez para pasar por encima de selecciones como Uruguay, Holanda, Brasil y alzarse con el título de la Copa del Mundo Sub-17.   Tristemente la continuidad se perdió y para el Mundial del 2007, ni siquiera se clasificó; mientras que para la Copa del Mundo de Nigeria 2009, José Luis González China avanzó hasta los Octavos de Final y cuando parecía que tenía todo servido para avanzar, fue empatado por Corea del Sur en tiempo de compensación y después derrotado en penales, asunto que le costó el puesto.   Hoy, a pesar de que todo parece estar a favor por ser México la sede, el equipo de Raúl Gutiérrez también tendrá los ojos puestos de 100 millones de tricolores que tienen esperanzas de emular los festejos de hace seis años y volver a rozar la gloria de ser los mejores del mundo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×