México bailó samba y eliminó a Brasil

Diez penales fueron cobrados la tarde del 6 de julio de 1977, cinco favorecieron a la Selección Mexicana y sólo tres para Brasil.
Diez penales fueron cobrados la tarde del 6 de julio de 1977, cinco favorecieron a la Selección Mexicana y sólo tres para Brasil.
 Diez penales fueron cobrados la tarde del 6 de julio de 1977, cinco favorecieron a la Selección Mexicana y sólo tres para Brasil.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Enrique López Zarza vivió la Semifinal del Mundial Túnez Sub-20 en 1977
  • López no se sintió confiado para cobrar un penal ante los cariocas
  • El combinado azteca llegó a la Final y la perdió ante la URSS

Diez penales fueron cobrados la tarde del 6 de julio de 1977, cinco favorecieron a la Selección Mexicana y sólo tres para Brasil.

De esa manera el Tri eliminó a los amazónicos en la Semifinal del primer Mundial Sub-20 que se disputó en Túnez 1977, una historia que Enrique López Zarza quiere que se repita este miércoles.

López Zarza, entrenador de Pumas Morelos en la Liga de Ascenso, vivió aquella tarde histórica donde los mexicanos cobraron correctamente los disparos desde los 11 pasos y accedieron a la Final ante la URSS.

"Creo que enfrentamos a una de las selecciones que estaban señaladas como campeonas de ese Mundial; por ser el primero no hubo tanta repercusión mediática en ese momento"

“Creo que enfrentamos a una de las selecciones que estaban señaladas como campeonas de ese Mundial; por ser el primero no hubo tanta repercusión mediática en ese momento. Sí, fue un logro que habíamos tenido pero como supuestamente era un campeonato en experimentación pues no tuvo la trascendencia que ahora ha tenido la Sub-17”, dijo en entrevista el ex jugador.

López Zarza espera que el combinado azteca elimine de nueva cuenta a los brasileños en el Mundial de Colombia pero que en esta ocasión no sea mediante los penales por el desgaste que implicaría para una posible Final.

El ahora entrenador contó que no estaba contemplado para ir al Mundial pero entró de “comodín” y al final hasta se adueñó de la titularidad. En las Semifinales fue el único amonestado del partido pero tuvo una razón para hacerlo.

“Ya habíamos llegado a esas instancias, teníamos a un jugador rival como Quina (goleador del certamen con 4 tantos) que era figura del Mundial y pues había que bajar un poco su rendimiento y con entradas fuertes, sí fue una entrada fuerte, una patada que originó la amonestación”, recuerda.

López Zarza jugó los cinco partidos del Tri durante ese campeonato, defendió la playera de Pumas con quienes consiguió dos títulos de Liga.

El entrenador de Pumas Morelos no cobró ninguno de aquellos penales pero ante la ex URSS en la Final el disparo que le tocó, lo metió.

“En el partido de Brasil no quise porque la verdad no me sentía seguro pero en el partido con Rusia sí ejecuté la segunda tanda porque la primera se quedó empatado a cuatro y la segunda se quedó otra vez empatado a cuatro. Ahí ejecuté, metí  el mío y en la muerte súbita fue donde nos quedamos como Subcampeones”.

Una de las claves para el éxito de ese equipo, afirma López Zarza, era la experiencia en Primera División y en Juegos Panamericanos de elementos como Guillermo Cosío o Eduardo Rergis que arroparon a los noveles futbolistas en tierras africanas.

“Incluso algunos de ellos habían salido Medalla de Oro con Brasil en un Panamericano, esta gente nos arropó bastante”.

“Había jugadores de mucha calidad como el ‘Vikingo’ Dávalos, Fernando Garduño, Sergio Rubio, Leonardo Álvarez, Francisco Mora, Moses, Jacinto Ambriz, Agustín Manzo, Marco Antonio Paredes, que en paz descanse, Humberto Lucano que éramos los que integrábamos, imagínate si no fue un privilegio jugar con esta calidad de gente que sin hacer mucho ruido llegamos a la Gran Final”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×