Con 'Chepo' en el Tri, hay tolerancia cero; la disciplina es su sello

José Manuel de la Torre ya ha demostrado que no se anda con ‘juegos’ y que a la hora de indisciplinas tiene mano dura; los casos de Corona, la Sub-22 y ahora Rafa Márquez lo demuestran.
 José Manuel de la Torre ya ha demostrado que no se anda con ‘juegos’ y que a la hora de indisciplinas tiene mano dura; los casos de Corona, la Sub-22 y ahora Rafa Márquez lo demuestran.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Por indisciplina, ha suspendido de sus convocatorias a jugadores importantes
  • El mensaje para mantenerse en la Selección Mexicana es claro:buena conducta fuera y dentro de la cancha

Desde que inició la era de José Manuel de la Torre los desordenes fuera de la cancha son castigados con la ausencia en las convocatorias como se demostró en el caso Jesús Corona, y los jugadores Sub-22 que se “divirtieron” en la gira por Sudamérica previa a la Copa América. Corría el minuto 90 de la Semifinal del Clausura 2011 entre Morelia y Cruz Azul cuando Octavio Pérez, un aficionado espontáneo, entró a la cancha del Estadio Morelos y desató una pelea entre jugadores y cuerpo técnico. Jesús Corona, portero de La Máquina, dio un cabezazo al preparador físico Sergio Martín que le rompió la nariz. Las consecuencias para el arquero fue una suspensión de seis partidos de Liga pero el castigo más costoso fue la ausencia de convocatorias en la Selección Mexicana pues Corona dejó de aparecer en las listas de José Manuel de la Torre y se perdió la Copa Oro que el Tri ganó en el verano pasado.Corona volvió cuatro meses después para disputar los Panamericanos. En julio, la Selección Mexicana Sub-22 se preparaba mediante una gira por Sudamérica para participar en la Copa América de Argentina. Hasta que se reveló que ocho elementos de ese grupo iban a ser suspendidos por una indisciplina. Jonathan dos Santos, Marco Fabián, Néstor Vidrio, Javier Cortés, David Cabrera, Néstor Calderón, Israel Jiménez y Jorge Hernández fueron multados con 50 mil pesos cada uno y se les suspendió de los llamados para defender la camiseta  verde. Los futbolistas fueron evidenciados de participar en una fiesta con mujeres de Ecuador. La historia salió a la luz luego de que algunos elementos del Tri denunciaron el robo de sus pertenencias en el hotel de concentración. Varios de ellos pudieron ser considerados para los Juegos Panamericanos pero también perdieron esa oportunidad. Ahora, Rafael Márquez es parte de la cero tolerancia que el “Chepo” ha implementado. El defensa de los Red Bulls de Nueva York fue acusado por el atacante del Galaxy Landon Donovan de lanzarle un balón con fuerza. La situación provocó la expulsión del Capitán del conjunto azteca. La Comisión Disciplinaria de la MLS decretó tres juegos de suspensión y una multa de 2 mil dólares. Además fue el gran ausente en la lista del Tri para el amistoso contra Serbia el 11 de noviembre en lo que parece una prueba más del mensaje de José Manuel de la Torre al mando del Tri a quien parece no importarle las 117 convocatorias del capitán desde 1997. FUERON UN PARTEAGUAS El antecedente que cimbró al Tri por indisciplina ocurrió después del partido del Tri ante Colombia el 7 de septiembre de 2010, cuando algunos jugadores celebraron en el hotel de concentración en Monterrey dónde se presume hubo mujeres que no debían acompañarlos. La fiesta provocó que Carlos Vela y Efraín Juárez fueran suspendidos seis meses de los llamados al Tri y once jugadores -Ochoa, Maza Rodríguez, Salcido, Guardado, Torrado, Barrera, Giovani, Javier Hernández, Rafael Márquez, Enrique Esqueda- tuvieron que pagar una multa de 50 mil pesos; el técnico interino era Efraín Flores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×