Preocupa cancha para el México vs. Brasil

Después del 'calorón' en Nueva Jersey y la lluvia y el frío en Chicago, sólo faltaba una cancha en malas condiciones en Dallas, donde la Selección Mexicana mañana enfrentará a Brasil en el cierre...
 Muchos querrán ver en el duelo ante Brasil la posibilidad de revancha, pero en el Tri piensan que la prioridad será poner el "auto" a punto para arrancar eliminatorias.  (Foto: Notimex)
Arlington, Texas, Estados Unidos -
  • El cambio de superficie implicaría un gasto de aproximadamente 170 mil dólares, según un trabajador del Cowboys Stadium

Después del “calorón” en Nueva Jersey y la lluvia y el frío en Chicago, sólo faltaba una cancha en malas condiciones en Dallas, donde la Selección Mexicana mañana enfrentará a Brasil en el cierre de su gira por Estados Unidos. El césped natural del Cowboys Stadium terminó por ser colocado apenas este viernes alrededor de las 23:00 horas y por ello durante el entrenamiento del Tri parecía un terreno parchado. Alrededor de 50 trabajadores comenzaron a retirar el pasto sintético desde el miércoles y hoy todavía algunos más aspiraban las hojas secas, mientras que otros llenaban con tierra pintada de verde los huecos sin césped, el cual fue puesto directamente sobre la superficie de concreto. “Está un poco dura (la cancha), se ve que no está bien asentado el pasto, pero al final yo creo que no debe ser un pretexto, es una cancha para los dos equipos donde tenemos que adaptarnos”, expresó Andrés Guardado. Al final del partido del jueves pasado, el defensa Carlos Salcido consideró que era difícil hacer un diagnóstico de la evolución del equipo, ya que las circunstancias de los partidos contra Gales y Bosnia no fueron las mejores. Del primer encuentro el domingo anterior, varios seleccionados señalaron que la cancha tenía dimensiones mayores a las normales, además de que el calor era intenso. Cuatro días después, el Tri enfrentó a Bosnia bajo una lluvia pertinaz y fuertes ráfagas de viento, que provocaban que la sensación térmica fuera de 4 grados centígrados. Ahora en Dallas, los mexicanos criticaron el estado de la cancha, aunque sin mencionarla como pretexto. “La cancha está un poquito dura, nunca va a ser lo mismo jugar en una cancha así natural, pero hay que acoplarnos a todo como lo hicimos el partido pasado”, expresó Aldo de Nigris. Uno de los trabajadores de la cancha explicó a Medio Tiempo que para el cambio de superficie requirieron de 60 tráilers con 18 rollos de césped cada uno y que esa transformación implicaba un gasto de alrededor de 170 mil dólares, ya que el pasto que se colocó no volverá a ser utilizado en este inmueble, sino que se llevará a campos de golf.

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×