Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Oribe debe su nombre a ex jugador guila

Oribe debe su nombre a ex jugador guila (Video: Alejandro Esquivel)

Juan Martn Montes | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Torren, Coahuila, Mxico, martes 16 de Octubre del 2012

  • El padre del goleador del Tri y Santos, recuerda los días en que su hijo militaba en un equipo 'de rancho'
Oribe Peralta no fue bautizado así porque su nombre signifique “artista que trabaja con el oro”, sino porque a su padre le gustaba el juego del atacante del América, Oribe Maciel, en la década de los 70.
 
Miguel Ángel Peralta siguió sigiloso, discreto, el entrenamiento del Tri la noche del lunes en las instalaciones de Santos, con el orgullo que pocos padres pueden sentir por los éxitos de un hijo. En ese lugar, el papá de Oribe reveló la razón por la que le puso ese nombre.
 
“Siempre le vi yo ganas, de hecho por eso le puse Oribe, porque yo quería que fuera futbolista, por el jugador que traía el América, Oribe Maciel, por eso le puse así, porque yo quería que fuera jugador. Gracias a Dios se dieron las cosas”, mencionó.
 
"Siempre le vi yo ganas, de hecho por eso le puse Oribe, porque yo quería que fuera futbolista, por el jugador que traía el América, Oribe Maciel"
- ¿Usted le iba al América? - “No, me gustaba el nombre, nunca le he ido yo a otro equipo que no sea de aquí, antes era el Laguna en Torreón, pero si soy de aquí de la región debo de irle al equipo de aquí. Es un gusto enorme verlo ahí con el equipo, con la Selección, un orgullo muy grande para toda la familia”, expresó en entrevista con Medio Tiempo.
 
Ahí, recordó los días en que Oribe tenía dos años de edad y era llevado por su padre a los juegos de veteranos. También la época en que el hoy delantero de la Selección Mexicana jugaba en un equipo “de rancho”, siguiendo los pasos de su padre, que jamás imaginó superaría con tanto éxito.
 
El padre de los Peralta jugó en Tercera División para un cuadro del ejido La Partida, en Torreón, ciudad en la que nació el hoy delantero de Santos, club al que siempre quiso pertenecer y en el cual se consolidó después de varios años de vaivén entre diversos equipos de Primera División.
 
“Tenía él dos años y ya lo traía yo en los campos, yo jugaba en un equipo de la Mayor y siempre lo saqué”, relató.
 
“Él luego jugó en un equipo infantil, jugó en un equipo a nivel rancho y jugó en la Liga Mayor de acá, de Torreón”.
 
De ahí, Oribe se hizo un espacio para debutar en el Morelia para luego deambular por el León, Rayados, Santos, Jaguares y nuevamente llegar al equipo lagunero, donde finalmente se consolidó con la proyección suficiente como para alcanzar el Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
 
 
Esa fidelidad y orgullo por su tierra hoy le tiene una gran recompensa: volverá a ver a su hijo con la camiseta del Tri en el estadio a pocas cuadras de La Partida, donde todavía viven los padres del goleador, que recuerdan haber sufrido con la misma intensidad los contratiempos del hijo.
 
“Mucho trabajo y tropiezos que tuvo, él tiene tres fracturas de clavícula y tibia y peroné, gracias a Dios se pudo recuperar y ahí anda, echándole ganas”, añadió.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios

Partidos en Vivo (-)
...

Cargando los partidos,

por favor espera