Imprime Jamaica nuevas sensaciones en el Tri

Bien aclaró el 'Chepo' De la Torre que la visita a Jamaica no se puede comparar con otras que el Tricolor regularmente hace en la zona de CONCACAF.
Imprime Jamaica nuevas sensaciones en el Tri
Kingston, Jamaica -
  • El equipo mexicano no enfrentó signos de hostilidad, ni siquiera de pasión futbolera

Bien aclaró el “Chepo” De la Torre que la visita a Jamaica no se puede comparar con otras que el Tricolor regularmente hace en la zona de CONCACAF. En El Salvador, Honduras o Costa Rica no hay “rastafaris” que derrapan sus automóviles con música a todo volumen en los estacionamientos de los estadios para manifestar su apoyo a la Selección local. En Jamaica, sí. Mientras los “Reggae Boyz” entrenaban la tarde de este lunes en el Estadio Nacional, un aficionado –a la música, quizás al “ganja” (mariguana), pero quién sabe si al futbol- aprovechó las cámaras en el exterior del inmueble para pregonar las máximas de la cultura rastafari. En cualquier otro país de Centroamérica, el Tricolor se encuentra con muestras claras de animadversión desde su llegada a los aeropuertos. Esta vez, el equipo mexicano no enfrentó signos de hostilidad, ni siquiera de pasión futbolera, y por ello sólo fue necesario que a su autobús lo custodiara un motociclista policial. Seguramente sin querer, los locales sólo incomodaron al visitante al proporcionarle un autobús similar a los del transporte público para sus traslados, aunque el del cuadro verde al menos con los vidrios polarizados. Antes de manifestar alguna emoción por la visita mexicana, el grueso de la población en Kingston exalta su amor por el cricket y su idolatría hacia personajes como Bob Marley, presente en bardas de grafiti, o a Usain Bolt, a quien dicen encontrar de manera frecuente dirigiendo su bar en la zona de New Kingston, lo más “turístico” de la capital jamaicana. Lejos de los complejos paradisíacos que este país promueve como imagen –Montego Bay, Ocho Ríos o Negril- la población de Kingston reconoce que el Tri llegó a una ciudad donde la delincuencia es un lastre. Radicalmente en la cara contraria a lo que vivió la semana pasada en Houston, el equipo mexicano entrenó bajo la mirada de varios jóvenes en lo alto de una barda del estadio. Por ello las afirmaciones del entrenador nacional, quien recordó que incluso el balón aquí es diferente, de una marca distinta a la acostumbrada en los partidos de eliminatoria, aquí de la firma Kappa. De todo ello se impregnará la Selección Nacional en su estadía jamaicana, que inició este lunes y terminará por la mañana del miércoles. Una visita breve pero distinta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×