Entrena México en cancha del Vasco

Como si se tratara de una advertencia, la Selección Mexicana entrenó esta mañana, por primera vez en Brasil previo a la Copa Confederaciones, ante una gigantesca leyenda en las gradas: "Vasco".
México realizó su primer entrenamiento en Brasil
Río de Janeiro, Brasil -
  • México debutará en la Confederaciones ante Italia

Como si se tratara de una advertencia, la Selección Mexicana entrenó esta mañana, por primera vez en Brasil previo a la Copa Confederaciones, ante una gigantesca leyenda en las gradas: "Vasco". En mal momento por su triste paso en la eliminatoria de CONCACAF, el Tri tuvo una práctica que recordó la situación de obligada mejoría, si es que no quiere repetir los episodios en que Javier, el "Vasco" Aguirre, ha debido ser rescatista en dos procesos mundialistas. Ahí, en la cancha de Sao Januario, casa del Vasco da Gama, el cuadro azteca comenzó de lleno su aclimatación a canchas cariocas, donde el domingo en el Maracaná enfrentará a Italia en su debut y regreso a la Confederaciones desde el 2005. Las pocas risas, la escasez de bromas y el insípido ambiente entre los jugadores mientras se calzaban zapatos y se colocaban vendas y medias a un lado de una de las porterías, poco a poco fue subiendo de nivel hasta que al final de la práctica los 10 elementos de cancha que podrían ser titulares ante la "Azurra" jugaron tenis-balón entre gritos de Guardado celebrando a "Chicha". Ese grupo lo compusieron los diez elementos de campo que arrancaron ante Costa Rica el martes pasado en el Estadio Azteca: "Maza" Rodríguez, Héctor Moreno, Gerardo Flores, Carlos Salcido, Jesús Zavala, Héctor Herrera, Guardado, Pablo Barrera, Aldo de Nigris y Javier Hernández. Todos ellos terminaron por separado el entrenamiento, con estiramientos ante el fisioterapeuta Carlos Pecanha, mientras el resto todavía trabajaba centros y disparos en la cancha. El comienzo de la sesión estuvo marcado por una charla del DT José Manuel de la Torre casi en medio del terreno de juego alrededor de las 11:30 horas, bajo un clima perfecto para entrenar, nublado y apenas caluroso. Aunque estaba previsto que el entrenamiento estuviera abierto a los medios de comunicación sólo los primeros 15 minutos, al final todo fue a puertas abiertas, a diferencia de lo que sucederá este jueves, cuando el Tri se encerrará para trabajar temas tácticos. El Estadio de Sao Januario, de aires "retro", como de hipódromo de los años 50, está ubicado al norte de Río de Janeiro, a una distancia que puede requerir hasta una hora de traslado hasta Leblon, zona donde se ubica el hotel de concentración azteca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×