La Tribunera: Aficionado de Chivas entrena focas en Turquía

Cruzó el mundo con la idea de llevar su trabajo a todos los rincones que lo necesitarán. Hoy, un mexicano vive en Gaziantep y entrena las focas del zoológico de la ciudad.
Aficionado de Chivas entrena focas en Turquía
Gaziantep, Turquía -
  • Nelson lleva un año en Gaziantep con un espectáculo de focas
  • Bajo su cuidado los lobos marinos ya han procreado una cría

Cruzó el mundo con la idea de llevar su trabajo a todos los rincones que lo necesitarán. Hoy, un mexicano vive en Gaziantep y entrena las focas del zoológico de la ciudad.

Se trata de Nelson García quien ha tenido una vida llena de aventuras por todo el mundo desde México, Panamá, Jamaica hasta en Europa en lugares como España y ahora Turquía, sede del Mundial Sub-20.

Fue contratado para entrenar lobos marinos y montar un espectáculo.

Gracias a su asesoramiento, la autoridad del zoológico le facilitó los elementos para tener el acondicionamiento suficiente para albergar a los mamíferos.

No es un mexicano solo en esta aventura, con él se encuentra Jorge Enrique quien también es entrenador y además cría estas criaturas marinas, pero lo hace en España donde las condiciones le favorecen más.

Entre ambos educaron a dos lobos marinos machos y una hembra, que hace tres semanas dio a luz a la primera cría de esta especie en Turquía.

Para conservarlos tienen un sistema que mantiene el agua de las albercas fría para que los animales estén lo mejor adaptados posibles.

El proyecto le atrajo porque toda vida ha estado dispuesto a entrenar en cualquier parte del mundo, incluso analiza la posibilidad de hacerlo en Irán, un país que se encuentra a unos kilómetros de Gaziantep.

Vivir lejos de México ha sido difícil para él en especial por el tema de la comida pues extraña los tacos de Puerto Vallarta y cada vez que puede mira los juegos de la Liga MX por internet, en especial a las Chivas, aunque a veces se transmitan en la madrugada.

En la ciudad de Gaziantep "para quien no es turco" le resulta difícil pues no son muchas las actividades recreativas que puede desempeñar con sólo un centro comercial. Sobre Oreo, la foca que él entrenó, cuenta que es muy amigable y obediente, incluso le permite acompañarlo por todo el complejo dedicado a los lobos y no sólo en las jaulas o en la alberca posterior. Y aunque Nelson ha buscado mejores condiciones para otros animales en el zoológico de Gaziantep, las focas han tenido la mejor suerte pues el parque tiene descuidados al resto de los animales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×