Bailan samba a ritmo de la 'bamba'

La samba sonó pero al ritmo que los mexicanos impusieron. Pese a ser contados los mexicanos que aún se mantienen en tierras brasileñas, no desaprovecharon la fiesta que se vivió a las afueras del...
 Para los amazónicos jamás debe faltar el ambiente.
Estadio Mineirao -
  • Algunos mexicanos se mantuvieron en Belo Horizonte para la primera Semifinal de Confederaciones

La samba sonó pero al ritmo que los mexicanos impusieron. Pese a ser contados los mexicanos que aún se mantienen en tierras brasileñas, no desaprovecharon la fiesta que se vivió a las afueras del estadio Mineirao para contribuir a la misma e incluso cambiar los esquemas de lo que los brasileños habían puesto.

La bazucada comenzó a tocar desde horas antes de que diera inicio el juego poniendo ambiente y alegría previo al duelo entre Brasil y Uruguay. Sí mayor invitación que el estar presentes en la fiesta, los mexicanos se acercaron a la misma y comenzaron a cantar la bamba a ritmo de samba.

"Para bailar la bamba, para bailar la bamba se necesita una poca de gracia, una poca de gracia y otra cosita", fue lo que se interpretó, mientras los brasileños en su limitado castellano intentaban imitar y sobre todo entender.

Los disfraces, sombreros, banderas y cualquier objeto alusivo a Brasil fue un buen pretexto para alentar al Scratch du Oro en las Semifinales y sobre todo ante un rival que se ha colocado como uno de los más odiados en la historia del balompié brasileño.

ACABAN CON EL 'VITAL LÍQUIDO'

Los casi 30 grados de temperatura que se dejaron sentir sobre Belo Horizonte fue el mejor pretexto que tuvieron los aficionados brasileños para consumir litros y litros de cerveza mientras esperaban el comienzo del partido ante los charrúas.

La temperatura y la espera que en algunos casos fue de más de 5 horas por las manifestaciones que obligaron a llegar al Mineirao con tiempo de anticipación provocaron que en algunos comercios la cerveza se terminara y en otros tantos comenzará a escasear.

Esa misma emoción también se desbordó cuando a falta de 11 meses para que comience la Copa del Mundo, algunos seguidores de la Verdeamarela se atrevieron a levantar ya el trofeo FIFA que se otorga al ganador y así colocar la sexta estrella en el escudo que marca el ansiado “Hexacampeonato”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×