Patrocinadores evitan alarmarse por crisis del Tri

La incertidumbre sobre la clasificación al Mundial del próximo año aún no permea el círculo de patrocinadores de la Selección Nacional, que en vez de sugerir cambios de timón o cuestionar la...
  • Los socios comerciales de la Selección confían en la clasificación a Brasil 2014

La incertidumbre sobre la clasificación al Mundial del próximo año aún no permea el círculo de patrocinadores de la Selección Nacional, que en vez de sugerir cambios de timón o cuestionar la actualidad, han manifestado respaldo al proceso.

El Gerente de Mercadotecnia de la Federación Mexicana de Futbol, Víctor Alvarado, aseguró que en las empresas que apoyan económicamente al Tricolor no existen nervios desbordados porque su relación con el equipo no se fundamenta simplemente en los éxitos o las derrotas.

Los patrocinadores compran un concepto y en el Tricolor la memoria es a largo plazo, destacó Alvarado durante una charla sobre el manejo de la mercadotecnia digital del Tri con alumnos de la Universidad Iberoamericana.

“Todas las marcas lo que nos han dicho es ‘¿qué hacemos para mostrar nuestra unidad y apoyo a la Selección Nacional?’ porque volvemos a lo mismo, eso sería racional (el disgusto de los patrocinadores) si tú lo que estás comprando es éxitos”, explicó.

“Pero ellos no están comprando éxitos, ellos están comprando la asociación de una marca con todos estos valores: identidad, sentido de pertenencia, (sentido) aspiracional, aunque obviamente es mucho mejor que ganemos”.

"Todas las marcas lo que nos han dicho es ‘¿qué hacemos para mostrar nuestra unidad y apoyo a la Selección Nacional?’"

El equipo de José Manuel de la Torre fracasó en Copa Confederaciones y Copa Oro, además de que se encuentra en el tercer puesto del Hexagonal de CONCACAF, donde aún no gana en casa.

Con esos antecedentes, a los que contrapone la goleada de 4-1 en amistoso sobre Costa de Marfil la semana pasada, el Tri recibirá a Honduras el próximo 6 de septiembre para reanudar la Eliminatoria.

Seguro de que la Selección Mexicana es el producto deportivo más importante en el país, Alvarado reconoció que obviamente existe un riesgo económico en caso de que México no llegue a Brasil 2014, aunque aclaró que no por ello cuentan con “Planes B”.

“Las marcas a final de cuenta se comprometieron con el concepto y el concepto va más allá de si pierdes, empatas… ¿Hay un riesgo económico? Sí, hay un riesgo económico, totalmente”, aceptó.

“Habrán menos ingresos de cosas, pero la verdad, si me lo preguntas a mí, nadie lo piensa, estamos muy seguros de que vamos a calificar directamente”.

DE NÚMEROS A FUTBOL

Según cálculos extraoficiales, si México no clasifica al Mundial se dejarían de generar ganancias por aproximadamente 600 millones de dólares en todos los sectores que hacen negocio alrededor del Tri.

En octubre pasado, el Presidente de la FMF, Justino Compeán, reveló que la Selección deberá producir aproximadamente 250 millones de dólares para el organismo en el actual ciclo mundialista, con un superávit de 100 millones, sin especificar si ello contempla las ganancias por la participación en Brasil 2014.

Dicha cifra será superior a lo generado previo a Sudáfrica 2010, cuando el monto fue de 170 millones de dólares.

Las ganancias son producto de lo que recibe la FMF por derechos de transmisión (aproximadamente 40 millones de dólares), de Adidas (40 millones) por vestir y comercializar los uniformes mexicanos, entre otros rubros como lo que aporta Soccer United Marketing por manejar al Tri en Estados Unidos (30 millones), además de los aproximadamente 120 millones de los 15 patrocinadores, entre otros ingresos menores.

A pesar del peso económico de los patrocinadores, Alvarado descartó que estas marcas incidan en las decisiones futbolísticas, e incluso aseguró que en todos los clubes y Selecciones del mundo existe un celo entre la mercadotecnia y lo deportivo.

Como ejemplo recordó que en algunos momentos el portero Guillermo Ochoa ha estado vinculado a más marcas en comparación con Jesús Corona y que este último es quien ha sido titular durante la mayoría de los juegos en los últimos meses.

“Siempre hay como un choque entre lo comercial y lo deportivo y yo te puedo garantizar que aquí en México se cuida demasiado lo deportivo, no entramos tan fácil a hacer activaciones con los jugadores”, agregó.