Antonio el 'Güero' Jasso, un 'guerrero' Tricolor

Este viernes que el Tricolor se juega parte del boleto al Mundial de Brasil 2014 ante Honduras en el Estadio Azteca, recordamos a un "Güero", que sabía bien cómo se enfrentaban estos partidos.
Este viernes que el Tricolor se juega parte del boleto al Mundial de Brasil 2014 ante Honduras en el Estadio Azteca, recordamos a un "Güero", que sabía bien cómo se enfrentaban estos partidos.
 Este viernes que el Tricolor se juega parte del boleto al Mundial de Brasil 2014 ante Honduras en el Estadio Azteca, recordamos a un "Güero", que sabía bien cómo se enfrentaban estos partidos.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • El "Güero" comandó a la Selección en el Mundial de Chile 62. Se dice que ha sido el mejor México de toda la historia

Este viernes que el Tricolor se juega parte del boleto al Mundial de Brasil 2014 ante Honduras en el Estadio Azteca, recordamos a un "Güero", que sabía bien cómo se enfrentaban estos partidos. Antonio el "Güero" Jasso (1935-2013), un futbolista que jugó en la Selección Mexicana, en el América, en el Zacatepec y hasta en el Necaxa. Conoce su historia y cómo era el futbol de mitad del siglo pasado, además de cómo Emilio Azcárraga Milmo, el "Tigre", al no poder ser el padrino de uno de los hijos de Jasso, lo sacó de la Selección. Antonio el "Güero" Jasso (1935-2013) murió de tristeza. Llevaba tres semanas sin jugar futbol, con las piernas inútiles en una cama de hospital, y su corazón se fue hinchado desconsolado hasta abrirse, el 26 de junio, en un fatal infarto. Cuando debutó en Primera División (1954), a los 14 años (pesaba 47 kilos), el futbol se concebía como un juego de ataque. En los planteamientos abiertamente ofensivos, el centro de la cancha era ocupado por un medio que tomaba las decisiones. Fernando Marcos, entrenador del Necaxa, ahí lo colocó y Jasso creó un futbol de ferocidad y desconcierto. Lo compró el Campeón Zacatepec en 1956 y bajo la dirección de Nacho Trelles (también Director de la Selección) su juego se limpió del vicio de humillar. Dejó las gambetas de más y también los sombreritos para burlarse del rival. Se dedicó con disciplina y pasión a construir un futbol imaginativo, de trazos arrojados e inesperados, que desequilibraban al rival hasta hundirlo. Le llamaron el "Güero" por su piel rosa y cabello café claro, cuando era un niño que echaba cascaritas en las calles de la Lorenzo Boturini, uno de los barrios bravos de atrás del centro. Su solvencia en el boxeo callejero le había granjeado respeto en los entornos rufianescos de los vestidores, aunque su cuerpo siempre se había mantenido flaco, un tanto débil. El "Güero" comandó a la Selección en el Mundial de Chile 62. Se dice que ha sido el mejor México de toda la historia. Perdió 0-2 con el Brasil de Pelé (que fue Campeón), le ganó 3-1 a Checoslovaquia (que fue subcampeón) pero no llegó a Cuartos porque el portero Carbajal no le habló a un defensa a quien le decían “El Jamaicón” y dejaron pasar un balón de la forma más tonta en el último segundo de un partido que iba 0-0 con España, una de las grandes favoritas. A finales de 2012 lo internaron por una insuficiencia renal. Regresó dos semanas después más cansado y chiquito. Estuvo tres meses sin tocar un balón por prescripción médica, pero a las siete de la mañana llegaba para ver jugar a los demás. En marzo decidió desobedecer a su doctor y jugó otra vez; le volvió el sentido del humor y el color a la cara.

Si quieres leer la entrevista completa al 'Güero' visita Chilango.com

No te pierdas