Analiza el Tri virtudes de Nueva Zelanda

A ocho días de recibir a los "All Whites" en la Ida del Repechaje mundialista, la Selección Mexicana ya dedica sesiones de video para analizar al rival, al cual algunos ya conocen por el amistoso...
Ciudad de México -
  • Miguel Layún mencionó cómo deberán contrarrestar las virtudes “kiwis”

A ocho días de recibir a los “All Whites” en la Ida del Repechaje mundialista, la Selección Mexicana ya dedica sesiones de video para analizar al rival, al cual algunos ya conocen por el amistoso ante los oceánicos en el 2011. El defensa Miguel Layún destacó la buena talla de los jugadores neozelandeses y mencionó que por lo mismo deberán llevar ambos duelos al ritmo que le conviene al Tricolor, contrarrestando la fortaleza del rival con futbol de toque por abajo. “De lo que hemos estado viendo es un equipo físicamente que tienen jugadores de gran talla, de mucha fuerza y va a ser muy importante que nosotros sepamos llevar el partido al ritmo de lo que nosotros buscamos”, manifestó. “No va a ser un partido fácil, pero creo que con la capacidad que tiene todo el grupo podremos conseguir el objetivo sin ningún problema”. Aunque consideró que será fundamental el primer duelo de la serie el miércoles de la próxima semana en el Estadio Azteca, Layún también dijo que será importante ambicionar una victoria en Wellington el día 20. “Tenemos que aprender también a ganar fuera de casa”, expresó. Uno de los seleccionados que conoce bien a Nueva Zelanda es Aldo de Nigris, quien les marcó un gol en el triunfo por 3-0 del 2011 en amistoso, y el que recordó que varios de los actuales “kiwis” disputaron ese partido en Estados Unidos. “La mayoría estuvo y son gente físicamente fuerte, que se para bien y que al frente tiene jugadores que también juegan bien al futbol”, señaló. “Aquí tenemos que mantener el cero, es fundamental en casa hacer valer la localía y que les pese la altura”. En ese sentido, el defensa Francisco Javier Rodríguez mencionó que será fundamental evitar las faltas innecesarias para no permitir que Nueva Zelanda explote su potencial aéreo. “A balón parado van a ser muy difíciles, vamos a estar muy atentos, estamos trabajando para ello a balón parado, sobre todo”, explicó. “Y la cosa más importante, que cuando tengamos al rival de espaldas no cometamos faltas innecesarias, que por ahí se le puede dar más oportunidad de que nos hagan daño”, finalizó.