Candiles Sub-17, oscuridad después

Los éxitos mexicanos en Sub-17 han significado tanto la gloria como el inicio del declive para muchos de sus protagonistas.
Los éxitos mexicanos en Sub-17 han significado tanto la gloria como el inicio del declive para muchos de sus protagonistas.
 Los éxitos mexicanos en Sub-17 han significado tanto la gloria como el inicio del declive para muchos de sus protagonistas.  (Foto: Notimex, )
Ciudad de México -
  • Expertos explican por qué los campeones juveniles no tienen continuidad años después

Los éxitos mexicanos en Sub-17 han significado tanto la gloria como el inicio del declive para muchos de sus protagonistas por varios motivos cuya responsabilidad se reparte entre clubes, jugadores y quienes conforman su entorno. Los campeones pocas veces tienen continuidad porque los equipos prefieren no arriesgar en su afán resultadista, aunque a veces son los propios futbolistas quienes se estancan y el título no es plataforma de despegue sino su tumba profesional, según varios expertos. “Una de las razones para mi es la falta de oportunidades en Primera División, no hay muchos lugares para estos jóvenes, en muchas ocasiones los lugares de algunos de ellos son ocupados por contrataciones de extranjeros”, señaló el Director de Fuerzas Básicas de Chivas, Héctor Real. “Por otro lado, me da la impresión que después de haber tenido algunos éxitos en Selecciones Menores algunos jugadores no han capitalizado muy bien este éxito y quizás pudieran haberse quedado enganchados en el campeonato”. A un paso de conseguir el tricampeonato en la categoría, después de los títulos en 2005 y 2011, la actual Sub-17 está por enfrentar no sólo a Nigeria en la Final sino quizás los elogios desmedidos, las ofertas ilusorias o las  trabas en sus clubes. “Uno de los factores (de la falta de continuidad) es la enorme exigencia que hay por obtener triunfos en los primeros equipos, hablo de todos los equipos, por supuesto, y eso hace que algunas instituciones, algunos directores técnicos, se inclinen más por jugadores ya hechos, por importar jugadores que puedan dar un resultado inmediato”, aceptó el Director Deportivo de Pumas, Mario Trejo. “Este medio de repente se vuelve demasiado pragmático, demasiado resultadista y no le tenemos la paciencia a esos jugadores para que den el salto a la Primera División". Tras ser parte del éxito con el equipo dirigido por Jesús Ramírez en el 2005, Efraín Juárez vivió un trajín para el olvido por un representante que le ofreció ser parte del Barcelona y terminó por enlistarlo en el desconocidísimo Barbate de la Tercera División española. “Creo que sí hace falta una mejor guía para estos muchachos para que después de tener un éxito tan importante puedan tener los pies sobre la Tierra y saber que su carrera en Primera División todavía no inicia”, agregó Real. “Ojalá que el viernes podamos ganarle a Nigeria y seamos campeones pero esto no quiere decir que ya estén preparados para jugar en Primera División, esto acelera su proceso pero de ninguna manera podemos pensar que ya están listos”.

AÚN VERDES

De los 21 jugadores que fueron campeones en 2011, sólo uno, Carlos Fierro, delantero de Chivas, forma parte permanente de un equipo de Primera División, pues el resto permanece en la Sub-20, combina esta categoría con escasas apariciones en el primer equipo o de plano algunos militan en Segunda División o equipos de poca proyección.

Tal es el caso del portero titular hace dos años, Richard Sánchez, hoy miembro del Fort Lauderdale Strikers, de una Liga inferior a la MLS; o de José Tostado, en los Murciélagos de Segunda División. Real cree que si bien no se debe apurar el proceso de los jóvenes tampoco se debe esperar demasiado.

“Un jugador puede estar preparado ya a los 19, 20 años para poder incursionar en Primera División de manera normal llevando un proceso de fogueo”, consideró.

EXPLICAN 'DESCARO' JUVENIL

Desde el punto de vista mental, el atrevimiento que muestran los Sub-17’s se explica en la propia juventud de estos jugadores y en el liderazgo que han tenido los entrenadores Jesús Ramírez, campeón en 2005, y Raúl Gutiérrez, que obtuvo el título del 2011 y hoy se mantiene al frente del Tri finalista, según la psicológa especializada en temas deportivos, Claudia Rivas. “Cuando el entrenador es tan fuerte mentalmente como lo es el ‘Potro’ (Gutiérrez), transmite esa confianza pero no lo van a encontrar eso en sus entrenadores Sub-17 o Sub-20”, explicó. “Por otra parte, lo que pasa es que a los 17 años crees que puedes hacer todo, no estás tan lastimado mentalmente, las creencias son más fácil de influir por parte de tu técnico que cuando ya estás más grande y tienes una cierta experiencia de vida, entonces hay este descaro maravilloso que puede tener el joven”.

PROPONE SOLUCIONES

Mario Trejo cree que los clubes deben ver más allá de su propio beneficio y acordar medidas que abran espacios para estos jóvenes, como pudiera ser la reducción de extranjeros o exigir requisitos para que los foráneos sean de calidad probada.

“En la medida en que podamos ampliar los espacios para estos muchachos promesas y darles el tiempo para que se adapten, para que verdaderamente desarrollen las cualidades que tienen, vamos a tener más jugadores nacionales que puedan enriquecer no sólo la Primera División sino también las Selecciones Nacionales”, mencionó. Además cree que sería positivo que los jugadores tengan una guía para que no se desesperen en su afán por mantenerse como figuras y tomar decisiones erróneas. “Piensan en Europa y creen que todos los equipos europeos son Real Madrid y Barcelona y Manchester United y no es cierto, hay equipos muy pequeños también allá”, recordó. “También el jugador pierde piso, a veces la familia tiene deseo de ganar millones de dólares porque creen que todos ganan millones de dólares y empujan y exigen y muchas veces los jugadores se echan a perder, esa es la verdad”.