Dice DT neozelandés ser realista, aunque no se resigna

El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, reconoció que enfrentar al Tricolor en el Repechaje es un "hell of a challenge": un reto del demonio.
El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, reconoció que enfrentar al Tricolor en el Repechaje es un "hell of a challenge": un reto del demonio.
 El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, reconoció que enfrentar al Tricolor en el Repechaje es un "hell of a challenge": un reto del demonio.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Los ‘All Whites’ reconocieron esta tarde la cancha del Azteca

El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, reconoció que enfrentar al Tricolor en el Repechaje es un “hell of a challenge”: un reto del demonio. Sin embargo, recordó que para ellos clasificar a un Mundial, regularmente es casi una misión imposible pero que hoy a favor tienen confianza y la gran presión que vive la Selección Mexicana. “Es evidente que es como una misión imposible para Nueva Zelanda (ir al Mundial), pero yo les digo a los jugadores que tienen que ver esto como una oportunidad, les digo que si tienen su mejor desempeño en la cancha podemos salir adelante”, expresó esta tarde en el Estadio Azteca. "Es evidente que es como una misión imposible para Nueva Zelanda (ir al Mundial), pero yo les digo a los jugadores que tienen que ver esto como una oportunidad".

“Todos somos realistas, sabemos los obstáculos, pero el reto está ahí, a nosotros nos gustan los retos y al final de todo llegamos aquí y sería un gran sentimiento salir adelante, sabemos que tenemos que tener presionado a México, este es un reto del demonio y esperamos tener un resultado favorable”. En conferencia de prensa minutos antes de que su equipo reconociera la cancha del Azteca, afirmó tener disponibles a sus 23 elementos y reiteró que Panamá era el rival que esperaban en esta instancia. “Nadie aquí esperaba ver a México donde está, todos esperaban que fuera México y Estados Unidos quienes fueran directo, pero no es el caso y ahora estamos esperando el partido de mañana”, expresó.

"Nadie aquí esperaba ver a México donde está, todos esperaban que fuera México y Estados Unidos quienes fueran directo, pero no es el caso y ahora estamos esperando el partido de mañana".

Además, mencionó que si entre México y los “All Whites” hay una gran distancia en los rankings de FIFA, hoy la presión podrá jugar en contra del cuadro azteca. El Azteca resultó una novedad para todos los jugadores, quienes trotaron por la cancha y realizaron algunos ejercicios con balón durante los 10 minutos que permitieron que fuera observada su práctica. Para quien no fue una sorpresa las dimensiones del inmueble fue para Herbert, quien estuvo en el México vs. Panamá de octubre pasado. También recordó que siguió al Tri en San Diego durante el amistoso que ganaron por 4-2 a Finlandia. “Es un estadio impresionante, por su historia, la gente que ha estado aquí, sus episodios”, expresó. “Aquí puede venir el mejor equipo del mundo y de todos modos sentirá presión”. Sobre el clima nublado y ligeramente lluvioso esta tarde en Santa Úrsula, el timonel incluso bromeó porque las condiciones lucen más adecuadas para el visitante. "Parece Nueva Zelanda, quizás sólo por la altura no es Wellington, pero no hay problema alguno", manifestó. Además destacó que buscarán emular el juego que dieron aquí los rivales del Tri en el Hexagonal.

“Conservar energías será muy importante para nosotros, hemos visto detalladamente a los rivales de CONCACAF cuando han venido aquí y han tenido buenos resultados”, señaló. En ese sentido, mencionó también que así como ellos pasarán complicaciones en el Azteca, el Tri no la tendrá fácil el miércoles siguiente en Wellington. “Será un lugar muy duro para México”, aseguró. “Es la otra parte del mundo y será muy diferente”.

Cuestionado sobre las diferencias entre el plantel que terminó invicto la Fase de Grupos de Sudáfrica 2010, con tres empates que le fueron insuficientes para avanzar, y el actual, Herbert reconoció que en dicha Copa del Mundo habían más jugadores con experiencia internacional, lo que busca compensar ahora con el talento de las jóvenes promesas.

No te pierdas