Visita del Tri romperá récord en el Westpac

Aun con la inminente eliminación "kiwi", la visita del Tricolor el próximo miércoles al Estadio Westpac significará el mayor acontecimiento futbolístico en la historia de Nueva Zelanda.
Wellington, Nueva Zelanda -
  • El Director del estadio aseguró que la afición 'kiwi' mantiene el entusiasmo
  • En el inmueble fueron instaladas gradas temporales para un cupo total de 37 mil personas

Aun con la inminente eliminación “kiwi”, la visita del Tricolor el próximo miércoles al Estadio Westpac significará el mayor acontecimiento futbolístico en la historia de Nueva Zelanda. Hasta hoy, el récord de asistencia en este inmueble lo provocó la visita de Bahrein hace cuatro años, también en Repechaje, cuando los “All Whites” vivieron ante 35 mil 194 espectadores el día más feliz de su vida futbolera, al clasificar con un triunfo de 1-0 al Mundial de Sudáfrica 2010. Aunque ahora ven casi imposible remontar el 5-1 de la Ida ante México, el juego de la próxima semana tiene una asistencia garantizada de 37 mil aficionados por los asientos temporales que se agregaron al pie de cada tribuna. “Será el partido más importante que se haya jugado en Nueva Zelanda y esperamos tener un récord de asistencia para un partido de futbol en Nueva Zelanda, y romperemos el récord previo”, aseguró el Director del Westpac, Shane Harmon, durante un recorrido que realizó Medio Tiempo en este escenario. Pero la visita azteca no sólo dejará las ganancias del lleno, sino también la de una histórica compra de derechos televisivos. La prensa neozelandesa afirma que la Federación de Futbol de este país vendió la transmisión, tan sólo de este encuentro de Vuelta, en 5 millones de dólares, lo que supera diez veces la cifra de la derrama por ese concepto hace cuatro años ante Bahrein. Además, el Westpac tendrá el próximo miércoles 15 cadenas de televisión y 250 representantes de medios de comunicación, mientras que la derrama económica por el encuentro en la ciudad se calcula en más de 7 millones de dólares, ya que la mitad de los boletos se vendieron para personas fuera de Wellington. “El resultado del miércoles fue un poco decepcionante”, aceptó Harmon. “(Pero) siempre hay esperanza, esperemos marcar un gol temprano y podamos ponerle presión a México que haga el partido más interesante, aunque la realidad es que México es uno de los equipos ‘Top’ en el mundo”. Más allá de la misión más que imposible que enfrentan ahora los “All Whites”, Harmon recordó que en los últimos años han crecido y que muestra de ello fue su actuación en Sudáfrica 2010, cuando terminaron invictos, aunque no superaron la Fase de Grupos. Igual ello significó un hito, la cereza en el pastel luego de una dramática e histórica clasificación durante un Repechaje radicalmente distinto al actual. “Ellos jugaron aquí en 2009 (ante Bahrein), estuve esa vez como aficionado y fue uno de los mejores episodios deportivos que he vivido, el ver a Nueva Zelanda clasificar al Mundial, ganando 1-0, con el portero parando un penal, fue un magnífico momento”, relató. “Creo que ahora volverá a haber una gran atmósfera, sí es un 5-1, pero no creo que eso termine con el entusiasmo de los aficionados de Nueva Zelanda”.