Espera Nueva Zelanda un Tri al contragolpe

Los "kiwis" imaginan muy bien el estilo de la Selección Mexicana el próximo miércoles en el Estadio Westpac y no creen que sea similar a lo que presentaron en el Estadio Azteca.
Wellington, Nueva Zelanda -
  • Jeremie Brockie recordó que los "All Whites" no son rechazados del rugby

Los “kiwis” imaginan muy bien el estilo de la Selección Mexicana el próximo miércoles en el Estadio Westpac y no creen que sea similar a lo que presentaron en el Estadio Azteca.

El mediocampista Chris James, autor del único gol de Nueva Zelanda en el partido de Ida, consideró que el Tri estará agazapado en búsqueda del latigazo letal.

“Creo que van a esperar y tratar de atacarnos en el contragolpe, allá estaban ante su afición, estaba la altitud y factores así”, señaló.

En conferencia en el hotel de concentración, el jugador de los “All Whites” dijo que el plantel oceánico está seguro de lo que hicieron mal y que ni siquiera deben ver el video del partido en el D.F.

“Creo que está muy claro para todos cuáles fueron los problemas”, mencionó.

También aclaró que el plantel ha buscado aislarse de las especulaciones que indican que el próximo partido significará el adiós de Ricki Herbert como entrenador, rol en el que lleva ocho años.

“Muchas cosas han pasado recientemente y Ricki ha sido muy importante en términos de futbol para este país, realmente no estamos pensando en cosas así, son el tipo de situaciones negativas que no necesitamos en el campo, así que tratamos de mantenernos positivos”, manifestó.

Por su parte, Jeremie Brockie aseguró que los jugadores ya mejoraron el ánimo tras la goleada en el Azteca.

“Obviamente estábamos decepcionados por cómo jugamos en México, pero hemos tratado de motivarnos para levantarnos y buscar un resultado positivo”, expresó.

Recordó que en la historia hay antecedentes que confirman que no es imposible remontar, pues Nueva Zelanda venció durante un amistoso a México en Auckland en 1980 por 4-0, resultado que requieren ahora.

Cuestionado sobre las opiniones de Hugo Sánchez, quien en días recientes calificó a los “All Whites” como un grupo de “amiguetes” que se dedicaron a jugar futbol porque no fueron buenos en el rugby, Brockie ofreció su postura.

“A final de cuentas sí somos un buen grupo de compañeros pero no somos unos rechazados del rugby, representamos el futbol de nuestro país, estamos viviendo ese sueño hoy y faltan 90 minutos”, expresó.