Buscarán 'kiwis' jugar sin presión

El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, está convencido de que el peor error para la Vuelta del Repechaje ante México será transmitir la negatividad que la desventaja dicta.
Wellington, Nueva Zelanda -
  • El DT de Nueva Zelanda aseguró que su equipo está emocionalmente repuesto

El entrenador de la Selección de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, está convencido de que el peor error para la Vuelta del Repechaje ante México será transmitir la negatividad que la desventaja dicta.

En conferencia de prensa esta mañana de martes en el Estadio Westpac, aseguró que él personalmente buscará disfrutar del juego de mañana, aun cuando el resultado que requieren es el 4-0.

“Los jugadores mentalmente están bien, están claros mentalmente y saben que deben jugar sin presión, no podemos pensar en el otro resultado”, expresó.

“Nada es más importante para ellos que el miércoles puedan tener una sonrisa en la cara y estar satisfechos de lo que hicieron”.

"Los jugadores mentalmente están bien, están claros mentalmente y saben que deben jugar sin presión, no podemos pensar en el otro resultado"

El timonel reiteró que serán agresivos dadas las circunstancias y que al menos el equipo luce repuesto en lo anímico.

“Ha sido difícil para nosotros, pero los entrenamientos, la calidad de los jugadores, el ambiente ,estos días ha sido buenos”, agregó.

-¿Qué sería más difícil: haber obtenido un empate en el Azteca o ganar por 4-0 mañana?- “Esa es la pregunta del millón, es difícil de saber, hay muchos factores que seguramente serán diferentes”, respondió.

Herbert mencionó que antes de buscar el 4-0 lo importante será presionar al  Tricolor.

“Es importante para nosotros cambiar el reto al nivel en el que tengamos posibilidades y potencialmente pongamos presión en el lado mexicano y ver cómo responden”, explicó.

Cuestionado si hoy vive el momento de mayor presión en su carrera, luego de que la prensa local supone su adiós después de este partido, Herbert recordó que hace cuatro años hubo más, cuando clasificaron al Mundial después de vencer en el Repechaje a Bahrein.

“Con Bahrein había un grado muy importante de presión por el resultado que obtuvimos fuera y la posibilidad que había para ir a un Mundial después de 28 años. Voy a disfrutar mañana por la noche, si soy honesto”, señaló.

“Creo que es fácil criticar, como lo hemos visto la última semana, pero creo que es importante desde mi perspectiva, como responsable del equipo, estar por encima de eso, transmitirlo a los jugadores y darles la mejor oportunidad y espíritu para mañana”.