Evita el 'Piojo' llenarse de 'humo' la cabeza

El 'Piojo' Herrera, seleccionador de la Selección Mexicana, no se presume más que como un ser humano que desde pequeño aprendió que mientras más cerca del piso se mantenga, menos dolerán las caídas.
Wellington, Phoenix, Nueva Zelanda -
  • El DT del Tri aseguró que sigue siendo el mismo que jugaba en las calles

Imposible saber si la válvula de escape fue la naturalidad que Miguel Herrera llegó a aportar a la Selección Mexicana. Sin embargo, difícilmente ese factor jugó en contra.

El “Piojo” no se presume más que como un ser humano que desde pequeño aprendió que mientras más cerca del piso se mantenga, menos dolerán las caídas.

Con la autenticidad como sello, el entrenador de la Selección Mexicana que recién clasificó al equipo a Brasil 2014 recordó que de poco vale llenarse la cabeza de humo y que para evitarlo se mantiene siempre junto a los suyos, que lo aterrizan y recuerdan que su camino hacia la cima ha sido precisamente desde abajo.

“Mientras más estés con los pies en el piso, cuando vengan las caídas más fácil va a ser levantarte. Es nada más como poner el cuerpo en el piso y levantarlo. Cuando caes de un edificio de 20 pisos es más difícil despegar el cuerpo del piso, quitarlo un poquito con espátula, poder levantarlo y volverte a hacer”, expresó.

“Creo que lo más importante es saber que eres un ser humano común y corriente”.

Acostumbrado a comer en casa de su madre cada viernes, a mantenerse en contacto con sus amigos de la infancia, con quienes jugaba en las calles de Coyoacán, el “Piojo” reveló una anécdota con Miguel Layún para ejemplificar por qué vale poco creerse el éxito.

Recordó que hace unos días tuvo la visita de un sacerdote para recibir la bendición y que en la plática charlaron sobre Arrigo Sacchi, a quien el lateral dijo no conocer.

“Hoy a un niño le puedes nombrar a un jugador de hace 15 años y por ahí no sabe ni quién es”, consideró.

“Layún dijo que no conocía a Arrigo Sacchi. Dije ‘espérame, si fuiste a Italia, ¿cómo no conoces a Arrigo Sacchi?’”.

Por ello, recordó que el futbol a veces es cruel, pues las nuevas generaciones fácilmente desconocen a los históricos y se identifican únicamente con las figuras actuales.

"Creo que lo más importante es saber que eres un ser humano común y corriente."

“Así es de cruel o de tan realidad es la fama, la fama te dura mientras tú en la cabeza estés consciente de que es efímera y si tu cabeza se llena de humo entonces el trancazo es muy fuerte”, señaló.

Herrera relató que muchos de sus amigos o familiares le cuestionan cómo sigue siendo tan cercano a sus raíces cuando puede “codearse” con lo más “reconocido” del país.

“No me alejo mucho de mi familia, estoy todo el tiempo ahí, los viernes en casa de mi mamá se hacen comidas, nos juntamos la familia, cuando puedo estoy ahí”, agregó.

“Seguimos recordando cosas de la infancia y luego me dicen ‘oye, eres muy importante, ya te codeas con el Presidente’. Y sí, pero a eso me llevó mi profesión, pero no dejo de ser el mismo tipo que jugaba en la calle”, aseveró.