Entre tumultos el Tri llegó a San Antonio

Entre un centenar de aficionados que se dieron cita en el Aeropuerto Internacional de San Antonio, Texas; llegó la Selección Mexicana comandada por Miguel Herrera para disputar su primer partido...
San Antonio, Texas, Estados Unidos -
  • Los jugadores de León y Alan Pulido los más asediados por la afición mexicana

Entre un centenar de aficionados que se dieron cita en el Aeropuerto Internacional de San Antonio, Texas; llegó la Selección Mexicana comandada por Miguel Herrera para disputar su primer partido amistoso y de preparación con miras al Mundial de Brasil 2014. Uno a uno los jugadores del combinado nacional fueron saliendo de la terminal aérea en donde los esperaron un centenar de aficionados que portaban diferentes playeras de los equipos de la Primera División y algunas franelas verdes de la escuadra nacional. Carlos el "Gullit" Peña fue uno de los más buscados por los aficionados que pedían autógrafos y fotografías, lo que despertó la alegría del volante del León. "Siempre muy contentos, el estar con la Selección es motivante por donde se le vea. No (sé siente seguro), me siento contento aquí en la Selección, vamos paso a paso y vamos a disfrutar el partido del miércoles ante Corea. "Siempre muy contentos, el estar con la Selección es motivante por donde se le vea. No (sé siente seguro), me siento contento aquí en la Selección" "No (tienen referencias de Corea del Sur), siempre nos enfocamos en nosotros, en hacer lo nuestro y estar bien concentrados los 90 minutos", indicó. Finalmente, Alan Pulido quien también fue muy buscado por la decena de aficionados a los Tigres que asistieron a la llegada del Tri no ocultó su beneplácito por el llamado. "Contento por el llamado y con la ilusión de querer jugar. Es una competencia sana, me toca compartir con jugadores que han dado mucho a la Selección y ahora sólo queda trabajar duro para pelear el puesto", dijo el delantero. Bajo el grito de ¡México, México!, los seleccionados fueron recorriendo el pasillo del aeropuerto hasta llegar al autobús en el que serían transportados hasta el hotel de concentración para pernoctar y entrenar este martes por la mañana ya en territorio estadounidense.