El malo soy yo: Francisco Javier Rodríguez

Autocrítico pero consciente de que no puede cambiar de la noche a la mañana, Francisco Javier Rodríguez reconoció que hoy él es un villano tanto en el América como en Selección Nacional.
Ciudad de México -
  • El defensa aseguró que el 'Pikolín' debe saber que el futbol no es lucha libre
  • Aceptó ser muy explosivo pero dijo que no puede cambiar de un día a otro

Autocrítico pero consciente de que no puede cambiar de la noche a la mañana, Francisco Javier Rodríguez reconoció que hoy él es un villano tanto en el América como en Selección Nacional. Por el rodillazo que le propinó el sábado anterior a Marco Palacios en el duelo ante Pumas, el "Maza" recordó que su reacción no fue gratis pues el "Pikolín" debe saber que el deporte se llama futbol y no lucha libre. "Para empezar, el malo soy yo ahorita, hay que dejarlo así, no me gusta hablar del rival, del contrario, que también ustedes lo conocen cómo es, pero mientras los árbitros le dejen hacer lo que él quiere porque es futbol, no es lucha libre", expresó esta tarde. "Hay que estar muy claro en eso, pero ahí el que se equivoca soy yo, dejamos otra derrota y eso duele en el Club América". Así lo dijo al final del entrenamiento de la Selección en el Centro de Alto Rendimiento en el primer día de preparación de esta semana de cara al amistoso contra Nigeria el 5 de marzo en Atlanta. Debido a los cuestionamientos preocupados por sus posibles reacciones con la camiseta verde, el defensa explicó que él se acercó este mediodía al entrenador Miguel Herrera para charlar sobre sus desconcentraciones. "Platicamos de cómo está el nivel allá y el nivel está bien pero por ser el América se hacen las cosas más grandes", señaló. "No te puedo decir que estamos tranquilos, tres derrotas al hilo eso duele, las rachas sabíamos que podían llegar, está llegando en este momento y en este momento difícil es cuando tenemos que poner el pecho y sacar esto adelante". Rodríguez recordó que el incidente con el "Pikolín" fue porque el defensa universitario lo molestó durante todo el partido al pellizcarlo, jalarle la mano y pisarlo. "Todo eso permitido por Marco Antonio, es muy raro que yo hable de los árbitros pero él sí me afecta muchísimo en cada partido que nos pita, contra Atlas también se vio muy claro que todas eran faltas mías", lamentó. "Soy una persona muy explosiva, por ahí mi esposa me regaña, mis padres me regañan pero no puedo cambiar de un día para otro, entonces es simplemente tratar de mantener la cabeza fría en algunos momentos del partido por más que te enfrentes a jugadores como el 'Pikolín'". En ese sentido, aclaró que no por ello cree que puede perder su lugar en el Tricolor, ya que está seguro de quién es fuera de la cancha y de que su nivel es similar al que tenía en Europa. "Sí evolucioné muchísimo allá al entender lo que se pedía en el futbol europeo y desde que llegué con el América que fuimos campeones, a como estoy ahorita me siento en el mismo nivel", aseguró. "Ahora escuché muchas tonterías, que si me tienen que sentar, que si tengo que quedar fuera de Selección, pero creo que ese trabajo le compete tanto a Mohamed en el América como a Miguel Herrera acá", finalizó.