Israel descartó venir a una 'fiesta'

Con pocas horas de haber aterrizado en México, el delantero de la Selección de Israel, Yossi Benayoun, descartó que su equipo venga para participar este miércoles en una fiesta.
Ciudad de México -
  • El DT aceptó que les hubiera gustado llegar con más tiempo y preparación
  • Yossi Benayoun se dijo emocionado por poder romper un récord con su Selección

Con pocas horas de haber aterrizado en México, el delantero de la Selección de Israel, Yossi Benayoun, descartó que su equipo venga para participar este miércoles en una fiesta.

El equipo asiático (que futbolísticamente es miembro de la UEFA) aterrizó alrededor de las 17:00 horas en el D.F. y apenas llegó al hotel de concentración se trasladó al Estadio Azteca para reconocer la cancha donde enfrentarán al Tricolor en su despedida pre mundialista de la afición, que además verá el homenaje a Cuauhtémoc Blanco.

“Queremos hacer un partido difícil para México, tenemos confianza en nuestros jugadores, en nuestro equipo, no estamos aquí para una fiesta”, manifestó.

Este encuentro servirá de preparación para los israelíes de cara a las Eliminatorias para la Eurocopa del 2016, según aclaró el jugador.

Además, Benayoun recordó que en este duelo podrá romper el récord de más apariciones para un jugador con la Selección de su país, pues alcanzaría las 95.

“Estoy muy contento de venir aquí y tener la oportunidad de jugar en un estadio tan histórico como el Azteca”, agregó.

“Espero tener la oportunidad de jugar minutos mañana para romper el récord de juegos de Israel, va a ser algo especial para mí, espero un buen resultado y que sea un día perfecto para mí”.

El atacante del Queens Park Rangers ofreció una conferencia de prensa junto a su entrenador, Eli Guttman, quien  a diferencia de su pupilo requirió de un traductor pues él fue de pocas palabras, y en hebreo.

"Estoy muy contento de venir aquí y tener la oportunidad de jugar en un estadio tan histórico como el Azteca"

A pesar de ello, reconoció que para Israel es especial visitar México, ya que aquí fue el único Mundial que han disputado, en 1970.

“Cada persona que viene a este estadio sabe perfectamente los que han pasado por aquí y no hace falta decirlo, pero en la cancha se me puso la piel de gallina”, expresó.

Además, aceptó que les hubiera haber llegado mejor preparados, aunque aclaró que planearon esta logística para arribar con poco tiempo de anticipación y así sufrir menos los estragos de la altura.

“Estamos listos, pero nos hubiera gustado no llegar de último momento y quizás prepararnos mejor”, reconoció.