Recordó La Volpe 'el año del Dragón' en el Tri

Ricardo La Volpe relató los cábalas que lo acompañaron hace ocho años cuando estuvo al frente del Tricolor, no para aclarar rumores sino para rectificar sus creencias.
Ciudad de México -
  • El ex DT de la Selección Mexicana relató sus creencias mientras dirigió para Alemania 2006

 Una corbata de dragones en pleno Mundial, una visita a las Pirámides de Teotihuacán en la etapa de preparación, recomendaciones de lecturas metafísicas a sus jugadores y entrar a la cancha siempre con el pie derecho.   Todas ellas han sido cábalas de Ricardo La Volpe, especialmente durante su estadía como entrenador de la Selección Mexicana, las cuales relató ocho años después, no para aclarar rumores sino para rectificar sus creencias.   "Todo lo que puedo buscar que me haga sentir bien, o que me da confianza, sí lo busco. Yo soy de ir a la iglesia" “Todo lo que puedo buscar que me haga sentir bien, o que me da confianza, sí lo busco. Yo soy de ir a la iglesia”, relató. “Ya lo hacía como jugador. Entrar con el pie derecho también lo hacía como jugador”.   En plena vorágine mundialista durante Alemania 2006, La Volpe fue señalado por “consultar” sus alineaciones con un personaje de nombre Caty Camacho, quien le recomendó aparecer en la banca con algún signo que reflejara energía.   La imagen de San Judas Tadeo o San Charbel que acostumbraba guardar en la bolsa del saco esa vez no sería suficiente.   “En aquel famoso año del dragón, yo a través de los zodiacos, del lado chino, yo era dragón, entonces me dicen ‘tienes que tener el dragón que te va a dar energías’”, recordó durante una entrevista con Medio Tiempo realizada en marzo pasado.   “Y dije ‘me pongo al dragón, pero por supuesto’, si me tienen que mirar la corbata, que me la miren, porque tenía que tener la energía hacia afuera”.   - ¿Quién le aconsejaba eso? - “La gente del Feng Shui, nosotros del lado de acá (en Occidente) quizás no nos damos cuenta lo que hacen los japoneses y todo eso. Hablando con gente que sabía, me abría el panorama y es verdad”, respondió.   “Hay gente que cree, hay gente que no, cada quien en su vida que haga lo que quiera, pero si esa gente que llegaron a lo que son los chinos, llegaron hasta lo que llegaron… yo no le voy a hacer caso a un país que no llegó a nada”.   Hace un par de años, el ex jugador Jesús Arellano se mofó de las estrategias de La Volpe para beneficiarse de la energía, al recordar que una ocasión los hizo escribir sus miedos y enterrar los papeles, mientras que otra los hizo “jadear como perritos” para sacar las malas vibras, además de que los llevó a Teotihuacán.   "El jugador tiene que creer en él mismo, por eso yo creo en otras cosas, en el autoestima, en leer metafísica" La Volpe reiteró que él prefería esas dinámicas a la sesiones con psicólogos impuestas por la Federación Mexicana de Futbol, las cuales le daban risa.   “El jugador tiene que creer en él mismo, por eso yo creo en otras cosas, en el autoestima, en leer metafísica”, relató.   “Les decía: ‘lean un poco de metafísica muchachos, sálganse del pinche chatear y chatear y chatear; sálganse, vayan a ver películas de motivación’”.   Agregó que todo ello sirve para que los futbolistas alcancen su máximo potencial, más en torneos como las Copas del Mundo.   “Si el jugador por miedo o nerviosismo, por lo que quieras está cohibido, verdaderamente no da el cien por cien, da un 70, entonces buscas que a través de la psicología, de la metafísica, del Feng Shui, de la energía, de lo que quieras, dé el 100 por ciento”.