'Olímpicos' cumplieron dos años de caminos diversos

A un par de años de distancia, la Medalla mexicana dorada en el futbol varonil de Londres 2012 sigue siendo el máximo logro histórico del balompié azteca.
A un par de años de distancia, la Medalla mexicana dorada en el futbol varonil de Londres 2012 sigue siendo el máximo logro histórico del balompié azteca.
 A un par de años de distancia, la Medalla mexicana dorada en el futbol varonil de Londres 2012 sigue siendo el máximo logro histórico del balompié azteca.
Ciudad de México -
  • Diez de esos jugadores participaron en Brasil 2014

A un par de años de distancia, la Medalla mexicana dorada en el futbol varonil de Londres 2012 sigue siendo el máximo logro histórico del balompié azteca. Este 11 de agosto se cumple un nuevo aniversario de la hazaña que se creía impulsaría al Tri Mayor a dar un paso más en Brasil 2014 porque cambiaba la mentalidad. Sin embargo, el título de la Sub-23 hasta el momento ha valido para que algunos consolidaran un futuro exitoso y otros se mantengan por debajo de las expectativas. "Hemos aprendido a mostrar la mejor faceta de México y a creer que es posible ganar. Y eso es lo que pasó", decía el entrenador Luis Fernando Tena hace exactamente dos años en el Estadio de Wembley. "Ha habido un cambio de actitud en el futbol mexicano. Hoy dejamos la vara muy alta para las nuevas generaciones. El nivel de expectativa será cada vez más elevado".

"Hemos aprendido a mostrar la mejor faceta de México y a creer que es posible ganar"

De esa fecha al día de hoy, el timonel ya pasó por una amarga experiencia en la Selección Mayor, donde fue auxiliar del cesado José Manuel de la Torre, y equipo en el que sólo tuvo un partido como oportunidad para ser su director técnico. Luego de perder en Estados Unidos un partido que dejó a México al borde de la eliminación mundialista, el "Flaco" se refugió en Cruz Azul para relanzar su carrera. Héroes como Oribe Peralta, Giovani dos Santos, Marco Fabián y Jesús Corona podrán recordar con mayor alegría el triunfo contra Brasil, aunque los dos últimos no sin tragos amargos intermedios. El volante salió de Chivas entre críticas para luego reencontrar su futbol en Cruz Azul, mientras Corona sufrió la banca en Brasil 2014 cuando un par de años atrás se erigía como el mejor portero mexicano. Peralta hoy disfruta del América, Giovani de madurez en el Villarreal, mientras otros olímpicos como Héctor Herrera y Diego Reyes, además de Javier Aquino, recuerdan la medalla desde Europa, en el Porto y el Rayo Vallecano, respectivamente. A diferencia de ellos, otros elementos que formaron parte de aquella Sub-23 pero hoy no están a la altura de la hazaña son Israel Jiménez, Darvin Chávez, Jorge Enríquez, Nestor Vidrio y Néstor Araujo. Entre lesiones y bajas de juego, todos ellos permanecen en el futbol mexicano, sin siquiera brillar como al menos sí lo han hecho, cada uno a su nivel, Raúl Jiménez (a punto de emigrar al Atlético de Madrid), Carlos Salcido, Miguel Ponce, Hiram Mier, Javier Cortés y el portero Antonio Rodríguez. De esta manera, si bien todavía no se cumplen todas las expectativas que ese éxito generó, el Oro sigue siendo el máximo inspirador para el futbol mexicano.