El Tri tendrá nuevas sedes para jugar en el interior del país

El Tricolor recordó que su casa no sólo es Estados Unidos y el Estadio Azteca y por ello la Federación Mexicana de Futbol está por confirmar a Tuxtla Gutiérrez y Querétaro como sus sedes para los...
Santa Clara, California -
  • La FMF está por confirmar a Chiapas y Querétaro para los amistosos de octubre

El Tricolor recordó que su casa no sólo es Estados Unidos y el Estadio Azteca y por ello la Federación Mexicana de Futbol está por confirmar a Tuxtla Gutiérrez y Querétaro como sus sedes para los amistosos de octubre.

Si bien no serán Uruguay  ni Colombia los rivales, el entrenador Miguel Herrera paloméo la decisión de acudir a plazas que distan de ser las de estadios más grandes en el país.

"La Selección tiene que ser vista por todo México, no nada más en los estadios importantes o en el centro de la capital, creo que hay que ir a todos lados", expresó en entrevista con Medio Tiempo.

"Que nos vea más gente, que le demostremos que estamos listos, que al equipo lo vean bien y que gane y nos vean ganar en sus plazas".

Uruguay no será el adversario porque tiene programado un partido en Europa en una de las dos Fechas FIFA del próximo mes, situación similar a la del cuadro cafetalero.

"Colombia quería a fuerzas jugar en México (en el Estadio Azteca) porque luego tiene un partido en Estados Unidos, entonces los vuelos de Tuxtla a México y de México a Estados Unidos como que le complicaban", agregó el "Piojo".

"También tenemos que ser conscientes que a veces nos tenemos que enfrentar con equipos que parecen en el papel débiles, pero a veces esos equipos nos hacen crecer más porque es con los que más aflojamos".

Los rivales no podrán ser del Viejo Continente porque disputarán eliminatorias para la Eurocopa del 2016 y por ello las alternativas son otros cuadros centro o sudamericanos, como Costa Rica o Panamá.

"Costa Rica sería un extraordinario rival porque está siendo un rival fuerte de nuestra zona", añadió.

Las otras dos sedes que habían buscado llevar al Tri para esos encuentros fueron Puebla y Monterrey. Sin embargo, la capital chiapaneca y Querétaro fueron los elegidos para invertir, luego de que deberán pagar alrededor de 1 millón de dólares a la Federación Mexicana de Futbol para organizar el encuentro.

Noviembre del 2011 fue la última vez que México jugó un amistoso en territorio nacional que no fuera el Estadio Azteca, precisamente en el Estadio Corregidora de Querétaro, para enfrentar a Serbia.

Por su parte, el Estadio Víctor Manuel Reyna recibió por última vez a los verdes en septiembre del 2008, cuando se disputó un partido de Eliminatoria Mundialista con triunfo de 2-1 contra Canadá.