Cambiaron nombres y resultado, pero aún faltó gol

El resultado cambió pero no el lado crítico. Después de evidenciar una preocupante falta de contundencia contra Chile el sábado anterior, la Selección Mexicana demostró que el problema no es de...
Dick's Sporting Goods Park, ante un lleno -
  • El Tri obtuvo su primer triunfo del nuevo ciclo mundialista
  • Sin embargo, estuvo cerca de sufrir el empate al 90’

El resultado cambió pero no el lado crítico. Después de evidenciar una preocupante falta de contundencia contra Chile el sábado anterior, la Selección Mexicana demostró que el problema no es de nombres.

Con alineación experimental y lleno de jóvenes, el Tri venció con lo mínimo a Bolivia, un equipo que venía de ser goleado 4-0 por Ecuador hace apenas tres días.

El cuadro sudamericano fue el rival perfecto para que el entrenador Miguel Herrera pusiera en el aparador a sus jóvenes y estos se lucieran con irrefutables muestras de entusiasmo, en el segundo de seis partidos que le restan en el 2014, con los cuales aprovechará y responderá a las exigencias del mercado.

Pero a más partidos, menos rivales que exijan. Gracias a ello, los jóvenes aztecas fueron dueños de principio a fin de la pelota, y también de las ocasiones de peligro.

Rodolfo Pizarro por derecha no desentonó a pesar de sus 20 años de edad, como tampoco Javier Aquino con el gafete de Capitán. Incluso Javier Orozco y el "Cubo" Torres fueron siempre peligrosos y precisamente gracias a una gran jugada entre ellos llegó el gol de Miguel Layún al 18', cuando remató luego de un rechace del portero.

Pero conforme transcurrió el partido fue siendo más evidente el lado flaco del equipo. Nuevamente, el cuadro azteca generó para golear, pero entre los lances del portero Daniel Vaca y la falta de precisión en el último centímetro, México estuvo también siempre a un tanto de sufrir el empate.

El "Cubo" y el "Chuletita" tuvieron varias ocasiones en el corazón del área, casi siempre con balones que remataron de media vuelta y encontraban las manos del portero rival o se iban rozando los palos.

Para el segundo tiempo, la tónica fue similar e incluso el equipo cambió poco cuando el "Piojo" ingresó a pesos pesados como Oribe Peralta, Andrés Guardado y Héctor Herrera.

Un disparo al poste de Guardado a cinco minutos del final fue lo más cercano que tuvo México, pero jugada similar a la del boliviano Ronald Eguino, quien encontró un rebote que remató de cabeza para también estrellar en poste al 90'. 

Sobre el final y en una acción temeraria, el boliviano Ramiro Ballivian se fue expulsado cuando le reclamó airadamente una acción al primer asistente, con quien incluso llegó a contactar pecho con pecho.

Los sudamericanos fueron apenas un "sparring" que casi ridiculiza al Tri, el cual deberá dejarse como tarea pendiente la falta de puntería, para lo que al menos tendrá ocasiones prontas para reivindicarse, durante los próximos amistosos de octubre en territorio nacional contra Honduras y Panamá en Chiapas y Querétaro, respectivamente.