El Tri 'purgó' traumas y fortaleció el ánimo

Un Mundial y un amistoso después, el trauma generado por Honduras en la última eliminatoria fue superado por la Selección Mexicana.
Estadio Víctor Manuel Reyna, Tuxtla Gutiérrez,... -
  • Javier Güémez y "Ponchito" González debutaron esta noche
  • El "Chicharito" llegó a 37 goles con el Tri, a 2 de empatar al "Temo"

Un Mundial y un amistoso después, el trauma generado por Honduras en la última eliminatoria fue superado por la Selección Mexicana.

De vuelta en el interior del país y cobijado por un público chiapaneco sobrado de entusiasmo, el Tricolor recordó lo que es vencer a los catrachos y con un 2-0 redondeó la fiesta.

El repleto Víctor Manuel Reyna fue el escenario donde el equipo de Miguel Herrera no tuvo que forzar la máquina para vencer a los alicaídos hondureños, cuya personalidad estuvo a años luz de la del año pasado, cuando con un “Aztecazo” provocaron el adiós del "Chepo" de la Torre.

Presionaron al inicio y tuvieron las primeras llegadas, pero bastó que fallaran una vez en el medio campo para que el encuentro se abriera a favor del consentido local.

Wilmer Crisanto perdió la pelota con Oribe Peralta, quien condujo y abrió para "Chicharito" que esperaba en el área, donde fulminó con un disparo potente y cruzado al minuto 21.

El golpeado delantero del Real Madrid llegó a 37 goles como Seleccionado y se puso a 2 de empatar a Cuauhtémoc Blanco en el segundo escalón de los goleadores históricos del Tri, y a 9 del Líder Jared Borgetti.

Hernán Medford, timonel de Honduras, había tenido razón en defender al futbol centroamericano antes del juego al afirmar que las patadas no son su distintivo.

Esta vez hubo puñetazos, como el que Víctor Bernárdez -defensa que cacheteó al "Chicharito" en San Pedro Sula hace un año- le recetó nuevamente al delantero mientras ambos caían en un mano a mano frente al portero Escober.

Los chiapanecos también llenaron la casa para ver una defensa renovada y goleadora, con el "Cata" Domínguez como líder y Oswaldo Alanís autor del 2-0 con un cabezazo en tiro de esquina al 37’.

Uno de los pocos pendientes que quedaron fue Oribe Peralta, quien acumula siete Jornadas sin marcar con el América y el que esta noche falló la única que tuvo, clarísima en el área ya en el complemento.

No fue más clara la ventaja por ese yerro y debido a que el portero Donis Escober le había desviado a Paul Aguilar un disparo a quemarropa más temprano en el juego.

Salvo por los espontáneos que brincaron, la recta final fue un trámite carente de emociones, en buena medida por los seis cambios mexicanos, entre ellos los del debut de Javier Güemez y “Ponchito” González.

El Tri completará esta gira nacional el próximo domingo contra Panamá, fortalecido en el ánimo y dispuesto a llegar a cuatro partidos invicto en el ciclo mundialista que aún está en sus inicios.