El 'vértigo' marcó el año del Tri

De las pocas expectativas al inicio del año a la ilusión por hacer historia en el Mundial. De ahí a la frustración por el resultado de siempre en Octavos de Final y luego el saldo ligeramente...
De las pocas expectativas al inicio del año a la ilusión por hacer historia en el Mundial. De ahí a la frustración por el resultado de siempre en Octavos de Final y luego el saldo ligeramente positivo.
 De las pocas expectativas al inicio del año a la ilusión por hacer historia en el Mundial. De ahí a la frustración por el resultado de siempre en Octavos de Final y luego el saldo ligeramente positivo.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • La Selección inició el año en el puesto 21 del ranking FIFA y lo termina en el 20

De las pocas expectativas al inicio del año a la ilusión por hacer historia en el Mundial. De ahí a la frustración por el resultado de siempre en Octavos de Final y luego el saldo ligeramente positivo.

La Selección Mexicana tuvo un 2014 de subidas y bajadas, entre las cuales finalmente quedó un sabor agridulce con gusto de esperar el futuro y seguir, cada vez menos, reprochando el pasado.

Desde el amistoso de enero contra Corea del Sur hasta la exótica visita a Bielorrusia de noviembre pasado, el Tri disputó 17 partidos, incluyendo los de Brasil 2014.

En ellos acumuló 9 victorias, 4 empates y 4 derrotas, entre estas últimas con la de Holanda en Octavos de Final como la más dolorosa y la que más marcó el año del equipo de Miguel Herrera.

De ese total de encuentros, el cuadro azteca jugó 4 en la Copa del Mundo, donde el balance fue también positivo aunque insuficiente para dar un paso hacia adelante: 2 victorias, contra Camerún y Croacia, una igualada ante el anfitrión Brasil y la mencionada derrota ante el equipo del “villano” Arjen Robben.

Además de los partidos en Brasil, hubo 8 partidos en Estados Unidos, sólo 3 en territorio nacional y 2 en Europa.

Retomada por el “Piojo” tras el cese de José Manuel de la Torre, la Selección Nacional comenzó el año con resultados que le permitían alejarse del trauma de la Eliminatoria.

El buen comienzo en la Copa del Mundo, las atajadas de Guillermo Ochoa ante la Verdeamarela y las grandes actuaciones contra Croacia y casi el partido completo ante Holanda reivindicaron a un equipo que al menos mejoró las formas para repetir la historia.

Todo ello lo consiguió sin su ariete de mayor calidad, Carlos Vela, cuya enésima negativa antes del Mundial parecía ponerle punto final a una novela que cambió de guión en el segundo semestre.

El delantero de la Real Sociedad regresó al equipo para la última gira de amistosos en Europa, siendo clave con un doblete para que México venciera a domicilio a Holanda y resarciera levemente las heridas mundialistas.

La ligera mejoría que experimentó México en general en el año se refleja en el Ranking FIFA, donde el lugar que ocupó en enero fue el 21 mientras que en el actual diciembre figuró en el 20, nunca como el mejor de la CONCACAF, cuyo mejor representante a lo largo del año fue Estados Unidos y luego Costa Rica.

No te pierdas