Con experiencia, Ochoa minimizó inactividad

La experiencia en el Málaga le sirve a Guillermo Ochoa para saberse en condiciones de parar de la mejor forma para el Tri en la Copa Oro.
Con experiencia, Ochoa minimizó inactividad
Orlando, Florida, Estados Unidos -
  • El portero tenía cinco meses sin jugar
  • Consideró que los goles de Costa Rica fueron circunstanciales

La experiencia en el Málaga le sirve a Guillermo Ochoa para saberse en condiciones de parar de la mejor forma para el Tri en la Copa Oro.

Pero el arquero no se refiere al año en que ni siquiera debutó en la Liga Española, sino a sus actuaciones en Copa del Rey, cuando destacó a pesar de que desde el inicio del año futbolístico fue enviado a la banca porque el elegido era Carlos Kameni.

Después del empate contra Costa Rica, se dijo confiado en superar las circunstancias, tal como minutos antes había dicho el “Piojo”, quien aclaró que a Ochoa sólo le falta un poco de ritmo de arquero.

“Tengo experiencia suficiente como para enfrentar este tipo de partidos, y edad suficiente para enfrentarlos de repente sin jugar como lo estuve haciendo. Como cuando me tocó hacerlo en mi equipo, que en la Copa del Rey lo hice de buena forma”, recordó.

El portero había disputado su último partido el 29 de enero, precisamente en esa Copa con el Málaga. Antes, el más reciente en Selección fue el 12 de noviembre, de manera que tenía cinco meses de inactividad en partido oficial y siete en Selección, pues en la última convocatoria se regresó antes por el nacimiento de su hijo.

“Me viene bien jugar, estoy contento de iniciar, de tener la confianza del Cuerpo Técnico. Ellos saben lo que puedo aportarle a la Selección, ya me conocen, afortunadamente tengo años estando aquí”, expresó.

Por ello tampoco se preocupó por la manera como recibió los dos goles ticos, cuyas circunstancias lo dejaron como carnada para la crítica.

“El primero es un mano a mano que fusila, es difícil reaccionar, corrí con mala fortuna que me pegara y se fuera para adentro, y el segundo fue complicado porque es un tiro-centro difícil donde (Venegas) anticipa”, relató.

“Si me le tiro, corro con el riesgo de hacerle penal; le alcanzo a tapar bien y si él dispara la tapaba. No la toca y luego corremos con la mala suerte que Miguel (Layún) venía haciendo su cobertura y le pega el balón (y cae el autogol)”.

De cualquier modo aceptó que el equipo debe mejorar en general en la zona defensiva y recordó que por lo visto esta vez la formación más sólida es la línea de cuatro, atípica en la filosofía del “Piojo” Herrera.

“Al final está claro el partido, no es que lo diga yo. El equipo se vio mejor con línea de cuatro, pero otras veces nos hemos visto mejor con línea de cinco. Todo depende por supuesto también del rival cómo se pare”, aclaró.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×