México y Estados Unidos, por los tres puntos del orgullo

La segunda mitad del Hexagonal Final para clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 comenzará este miércoles con el enfrentamiento entres las dos potencias de la zona: México y Estados Unidos.
La segunda mitad del Hexagonal Final para clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 comenzará este miércoles con el enfrentamiento entres las dos potencias de la zona: México y Estados Unidos.
 La segunda mitad del Hexagonal Final para clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 comenzará este miércoles con el enfrentamiento entres las dos potencias de la zona: México y Estados Unidos.  (Foto: Notimex)

Estadio Azteca, 12 de agosto de 2009 a las 15:00 horas

  • La última ocasión que México perdió en el Azteca fue en junio de 2001

La segunda mitad del Hexagonal Final para clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 comenzará este miércoles con el enfrentamiento entres las dos potencias de la zona: México y Estados Unidos. De este juego se derivan tres puntos como en cualquier otro, unidades que obviamente ayudarían a los dos países a clasificar al Mundial, sin embargo, si son México y Estados Unidos quienes los disputan, hay una dosis de expectación que no se compara con ningún otro duelo de la zona de CONCACAF. Pero el morbo por este juego no se basa en las estadísticas. Si bien en el número de Copas Oro ganadas las cifras son sumamente cerradas (cinco para México y cuatro para Estados Unidos), los duelos ganados históricamente favorecen a México. FIFA registra 55 encuentros oficiales entre ambas selecciones, 29 de ellos victorias para el Tri. La verdadera rivalidad, al menos así lo considera Javier Aguirre, comenzó en gran medida en el Mundial de Corea-Japón 2002, cuando Estados Unidos eliminó al representativo en Octavos de Final, cuando el Tri ya se hacía jugando Cuartos contra Alemania. La última ocasión en que México y Estados Unidos se enfrentaron fue apenas el pasado domingo 26 de julio, cuando los dos representativos se presentaron con equipos alternos para disputar la Final de la Copa Oro. El resultado favoreció al Tri 5-0. Pero la última oportunidad en que los dos países jugaron con sus cuadros de lujo fue el 11 de febrero, cuando el representativo de las Barras y las Estrellas se impuso 2-0 en Columbus, Ohio, justo en el primer encuentro del Hexagonal. En juegos oficiales, México únicamente ha perdido en una ocasión. Fue el 16 de junio de 2001 ante Costa Rica. Habrá que ver si mantiene le buen paso como local. MÉXICO El positivismo en el representativo mexicano se incrementó luego de que ganaron la Copa Oro, justo ante Estados Unidos. Sin embargo, la posición en la clasificación al Mundial sigue siendo igual de compleja para México, aún cuando en su último partido del Hexagonal derrotó 2-1 a Trinidad y Tobago. El Tri se ubica en el cuarto sitio del grupo, con la mitad de puntos que el líder Costa Rica (seis) y a cuatro puntos de Estados Unidos, segundo en el sector. Las fortalezas de México para este encuentro serán primordialmente que jugará de local -en un estadio con capacidad para 106 mil espectadores- que lo hará las 15:00 horas bajo una temperatura promedio de 28 grados. A estos elementos extra cancha se sumará también la altura de la ciudad, más de dos mil 200 metros sobre el nivel del mar. Dentro del terreno de juego, México contará con una fortaleza aún mayor: el haber podido incorporar a su grupo 12 jugadores que tienen 36 días de trabajo mientras disputaron la Copa Oro. El resto del equipo lo conforman siete elementos que militan en el extranjero, sin tomar en cuenta a Rafael Márquez, quien se concentró pero no podrá jugar por lesión. La baja de Rafa generó que las principales dudas en el planteamiento del "Vasco" se den en la defensa, toda vez que en el medio campo están afianzados en la contención Israel castro y Gerardo Torrado. La línea más peleada, en gran medida por el desempeño mostrado en Copa Oro, será la delantera. Miguel Sabah y Guillermo Franco pelearán por la punta y habrá que ver si en algún momento Cuauhtémoc Blanco y Nery Castillo pueden compartir la cancha con Giovani dos Santos. ESTADOS UNIDOS Previo al juego ante México, Estados Unidos le ha dado el toque polémico al partido. Comenzó por dilatar la entrega de su lista de jugadores convocados para el juego de este miércoles. La hizo oficial hasta el pasado viernes 7 de agosto, sólo cinco días antes del partido. Los estadounidenses pretendieron en todo momento ocultar los detalles de su llegada al país y por si fuera poco, evitaron reconocer la cancha del Estadio Azteca, esquivando así el contacto con los medios de comunicación mexicanos. Aparentemente, el juego contra el Tri también tiene un toque especial para los dirigidos por Bob Bradley. De aquellos jugadores que disputaron la Copa Oro, sólo repitieron hombres como Stuart Holden y Brian Ching, el resto son los mejores jugadores del seleccionado estadounidense como Oguchi Onyewu, quien juega con el Milán, Tim Howard, el arquero del Everton y Landon Donovan, la estrella histórica del futbol de los Estados Unidos. A diferencia de la Selección Mexicana, que cuenta con ocho jugadores que militan en el extranjero, Estados Unidos ha echado mano de 13 jugadores que no trabajan en la MLS. Si bien el equipo que perdió la Final de la Copa Oro quedó mermado, estos 20 estadounidenses que enfrentarán al Tri, disputaron la Final de la Copa Confederaciones, oportunidad que no tuvieron selecciones como la española, a la que Estados Unidos ganó en la Semifinal. Motivación la tienen. EL PARTIDO La mayor virtud de México en el pasado encuentro ante Estados Unidos en la Copa Oro fue la paciencia que tuvo el Tri para no ser desmedidamente ofensivo. Una tónica similar tendrá el arranque del encuentro de este miércoles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×