El Azteca se llenó sobre la hora

Una vez más la afición mexicana respondió al llamado de apoyo que jugadores y directivos de la Selección Mexicana pidieron para que el Coloso de Santa Úrsula luciera un lleno esplendoroso ante su...
 Una vez más la afición mexicana respondió al llamado de apoyo que jugadores y directivos de la Selección Mexicana pidieron para que el Coloso de Santa Úrsula luciera un lleno esplendoroso ante su similar de Trinidad y Tobago.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • Los aficionados no dejaron de acudir a apoyar al Tricolor

Una vez más la afición mexicana respondió al llamado de apoyo que jugadores y directivos de la Selección Mexicana pidieron para que el Coloso de Santa Úrsula luciera un lleno esplendoroso ante su similar de Trinidad y Tobago. A las afueras del Coloso todo fue una fiesta, con cánticos y tambores comenzaron los primeros gritos de guerra. Después los de Toluca, de la Perrra Brava, aparecieron a las afueras del inmueble para poner el ritmo y con penachos aztecas y banderas recordaron los movimientos dancísticos que sus antepasados crearon hace miles de años. En el Coloso el ruido es estruendoso, con el Son de la Negra y el Jarabe Tapatío el sonido local terminó de prender al público. Los ruidos de los mexicanos hicieron que los trinitarios a la hora de salir a calentar de inmediato voltearán a las gradas para ver qué tanta presión tendrían por parte de los seguidores aztecas. Y terminaron de sorprenderse cuando la Selección Mexicana pisó el campo de juego, pues el Coloso de Santa Úrsula se desquició con porras y gritos. Una diminuta porra del equipo visitante es custodiada por más de 50 elementos de seguridad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×