Paco Memo cumplió su sueño

Guillermo Ocho se trazó como meta ser el portero titular de la Selección Mexicana y lo logró, después de eso, cumplir el sueño de jugar en el Estadio Azteca, su casa con las Águilas. Pero portando...
Guillermo Ocho se trazó como meta ser el portero titular de la Selección Mexicana y lo logró, después de eso, cumplir el sueño de jugar en el Estadio Azteca, su casa con las Águilas. Pero portando la playera del Tricolor fue una trámite.
 Guillermo Ocho se trazó como meta ser el portero titular de la Selección Mexicana y lo logró, después de eso, cumplir el sueño de jugar en el Estadio Azteca, su casa con las Águilas. Pero portando la playera del Tricolor fue una trámite.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Medio Tiempo)

El arquero vivió uno de sus mejores momentos en su carrera futbolística

Guillermo Ocho se trazó como meta ser el portero titular de la Selección Mexicana y lo logró, después de eso, cumplir el sueño de jugar en el Estadio Azteca, su casa con las Águilas. Pero portando la playera del Tricolor fue una trámite, aunque no por ello fácil.

El joven arquero pudo salir a calentar y después vivir uno de los juegos más importantes de su vida con el Tricolor.

"Es difícil en un partido de esa forma porque a uno como portero no le llegan mucho y de repente las que llegan son de peligro, son partidos complicados, de mucha tensión y uno tiene que estar atento todo el tiempo, es tensionante pero al final estoy contento por el resultado, porque todos dejamos todo en la cancha", declaró.

Ochoa aceptó que no fue nada fácil prepararse para el juego y mucho menos soportar la presión que el marco lleva implícita, pero aceptó el reto porque quiere llegar a Sudáfrica como el portero del Tri. "No es fácil jugar contra Estados Unidos porque es un rival de respeto, un rival que siempre mantiene el orden, pero creo que nosotros supimos manejar el partido, supimos tener orden y paciencia, provocamos llegadas con centro, diagonales, con disparos de media distancia, el equipo hizo futbol y siempre trató de ir al frente".

Ochoa comprende que el camino apenas va a la mitad, que tiene mucho que recorrer como portero titular del Tri, para ello no podrá bajar los brazos, su trabajo tendrá que seguir siendo impecable con su equipo y con la Selección, sólo así podrá cumplir su siguiente objetivo: jugar un Mundial.

"Vamos paso a paso, creciendo progresivamente, dimos un paso firme para el Mundial pero no tenemos nada asegurado, aunque si seguimos de esa forma lo vamos a conseguir", sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×